RELACIONES

Vamos a darnos un tiempo

“Decidí alejarme para reencontrarme, para acercarme de nuevo a mi centro y así, poder saber si quiero que te acerques de nuevo”.

 

giphy (14)Ven, acércate. Quiero que hablemos de nosotros y de lo nuestro, de esto que ya no tiene pies ni cabeza y que al paso del tiempo, ha comenzado a perder forma para convertirse en un no sé qué.

Ven, te quiero hablar. Te quiero hablar de todas esas cosas que por tontos e inexpertos hemos callado; cosas que ni tú ni yo sabemos manejar, porque amar demasiado no significa aguantar demasiado y hoy, parece ser que ni tú ni yo cabemos cantando en esta canción.

¿Cuántas veces hemos pasado por este lugar ya? ¿Dos, tres, cuatro…? Míranos, hemos perdido la cuenta de todos nuestros argumentos. Somos incapaces de recordar la última vez que reímos juntos o siquiera el último día que no hubo gritos y puertas azotadas.

Por eso hoy te tengo una propuesta: vamos a darnos espacio, un tiempo para observarnos desde lejos y ver qué forma tiene en realidad esto que hemos distorsionado. Hagámoslo, ¿qué dices? Por nuestro bien, pero más que nada, por el bien individual de cada uno, independientemente de si estamos juntos o cada quien por su lado, pero hagámoslo.

amor-gay.jpgTodo el mundo le tiene miedo al darse tiempo y el espacio porque lo traducen como olvido o una forma fácil de zafarse de algo que ya no quieren continuar.

Y aunque en algunos casos así es, a mí me gusta pensar en ese “tiempo” como una oportunidad para reevaluar ciertos aspectos, echarme un clavado a mis abismos y ver si realmente donde estoy, es donde quiero estar o mejor giro mi vela hacia otro lado.

Te mentiría si te digo que no hay razones para querer quedarme a tu lado, pero tampoco sería honesto si no te digo que de igual forma, tengo razones para querer pensar si quiero seguir siendo un “nosotros” o prefiero volver a ser un “yo”.

“Vete y sé feliz un rato, sin mí y sólo contigo. Si nos volvemos a encontrar, tendré preparada mi mejor sonrisa para recibirte. Si por el contrario este es un adiós, tendré preparado mi mejor bolígrafo para poner un punto final”. 

Así que vamos, por favor acepta esta invitación. Sé que no es fácil y mucho menos es el tipo de invitación que todo el mundo quisiera recibir, pero nuestro caso lo amerita.

Además, sabes en tu interior que esto es lo mejor para los dos. Inclusive tú mismo hubieras querido ser el primero en proponerme éste trato, pero en ésta ocasión, tal vez yo fui o el más valiente o el más veloz para hacerlo.

De cualquier forma mis cartas están sobre la mesa, y esperaría que aceptaras la jugada como prueba de lo mucho que, a pesar de todo, aún respetas esto, sea lo que sea.

No sé cuánto tiempo vaya a durar este “tiempo”, pero te aseguro que será el suficiente y razonable para darnos cuenta de lo que ahorita no entendemos ni podemos ver, o, para ayudarnos a mejorar la forma abstracta de lo que hasta hoy hemos construido.

Por lo demás, no tengo que agregar más nada. Vayámonos, sigamos existiendo en la inmensidad y finjamos por un rato que es infinitamente imposible que dos almas viajeras como nosotros, pueden encontrarse.

amor-gay.jpgSi después de eso regresas y yo también, ten por seguro que mis brazos serán los primeros en darte la bienvenida. Pero si por el contrario, la vida nos muestra otros caminos que se alejan uno de otro, entonces ten por seguro que desde ese momento, mi mente te abrazará cuando vea que te cruzas por sus rincones, pero sin la necesidad de tenerte.

Entonces serás un recuerdo, aquel que llegó, bailó conmigo un rato y se fue. Así la vida seguirá y yo con ella, tú con ella. Por lo pronto, querido compañero, hasta no saber qué traerá ese tiempo, no te digo adiós pero sí un firme y cálido hasta luego.

Fin.

SÍGUEME: 

FACEBOOK: Alex Toledo

TWITTER: alejillotol

INSTAGRAM: alejillotol 

MOOVZ: Alex Toledo

 

Tags:

4 thoughts

  • Estoy viviendo justamente eso en estos momentos, pienso que tal vez soy egoísta porque yo no quería darme un espacio con la persona que amo, pero por otro lado creo que también fui valiente aunque por ratos la soledad llegue y saque todos los recuerdos del baúl, saque lágrimas y mil cosas que no dije, porque era necesario y yo lo sabía. Alex, escribes muchas cosas que no solo a mi me llegan directo al corazón, son cosas tan ciertas que te hacen reflexionar muchas cosas ¡Éxito infinito en tu vida!

  • Primeramente quiero felicitarte por tu blog, por que realmente es muy bueno!
    Por otro lado tienes mucha razón con lo que en este escrito dices, el valorarce y quererce uno mismo es muy importarte si realmente quieres que te tomen en serio!
    Yo hace un mes estuve en esta situación, y algo que aprendí antes de llegar a esto, fue decirle claramente al chico con el que salía, que a pesar de todo lo q habíamos vivido juntos, si él en algún momento quería irse o tomarse un tiempo, yo no lo detendría pues a pesar de lo mucho que lo amo , se dé ante mano que eso también es amar, dejar en libertad. Y también creo q el amarse a uno mismo te da la capacidad de saber lo que quieres para ti y como lo quieres, pues ya siendo una persona adulta y madura sabes q a veces es mejor ser feliz sólo q mal acompañado.

  • Hola Alex

    Hace unos cuentos meses descubrí tu blog y quede encantado con tu contenido, llego a mi en un momento preciso (cada cosa tiene su tiempo y momento), me recordaron que la vida es todo un universo de emociones y experiencias, al igual que tú y muchas personas seguramente, escribo sobre mi vida, sobre las experiencias altas y bajas que han forjado mi ser.
    Me encantaría un día al igual que tú poder publicarlos y compartirlos con todos esos mundos ambulantes (cada cabeza es un mundo), que están allá afuera lidiando con el camino de la vida.

    Saludos.

  • Excelente Alex, me impresiona que puedas escribir situaciones tan acertadas, tu blog lo vi en la Red Social Moovz, y es excelente, hace un tiempo viví una situación así, gracias por esas palabras.

Deja un comentario