RELACIONES

No seas un cabrón.

“En el fondo todo queremos una relación estable, algo duradero y sincero, pero entonces ¿por qué seguir usando esa actitud defensiva de patán y cretino? Es hora de empezar a cambiar.”

 

¿Y por qué sigues soltero? 

Eso fue lo que le pregunté a un querido amigo a quien tuve oportunidad de encontrarme el fin de semana y que lleva más años soltero que una monja. No obstante, la charla que tuvimos respecto al tema de la soltería vista desde su propia experiencia, me pareció un excelente ingrediente para sazonar el texto de hoy, pues no sólo es diferente, sino que está plagada de cruda verdad.

erwrwerwrew

Honestamente me sorprendió mucho que después de casi seis años siguiera soltero. Y no es que alguien no pueda estar soltero el tiempo que guste, o que necesariamente se tenga siempre que estar en una relación, pero siendo él un hombre muy bien parecido y con una personalidad encantadora, me resultaba extraño que no tuviera una pareja estable a su lado hasta que me contó su verdad.

Empezamos con una serie de preámbulos que fueron desde el “¿cómo has estado?” hasta finalmente terminar en el a veces indiscreto “¿cómo vas en el amor?”. Ahí empezó todo y fue cuando confirmé que en el mundo hay tres clases de personas:

  1. Las que cometen errores y no se dan cuenta de ellos pues los siguen cometiendo.
  2. Las que se dan cuenta pero siguen en las mismas.
  3. Y las que son como él, que aceptan y se percatan de sus errores para aprender de ellos y no volverlos a cometer.

Así surgieron todo un mundo de enseñanzas para combatir sobre la soltería que estoy a punto de compartir con ustedes y que desde luego, me pareció un acto muy honesto de su parte, pues él mismo ha sido su propio juez.

Él siempre ha pensado que la soltería puede ser por gusto, por resignación o por mala suerte, y yo también. Que ser soltero es algo que puede cambiarse con un simple acto de voluntad, el cuál desde luego implica un esfuerzo que empieza por cambiarnos a nosotros mismos para que se note ante los demás.

Sin embargo, y a pesar de sus explicaciones, yo seguía necio en no querer entender cómo podía seguir soltero siendo un hombre tan atractivo, pero para él fue muy simple comentar que su soltería era un mera cuestión de mala suerte combinada con una serie de errores cometidos una y otra vez. Un ciclo vicioso que no detuvo hasta que se dio cuenta de ello.

A raíz de eso y después de un extenso monólogo en donde pude ver que verdadera y honestamente estaba haciendo una reflexión sobre los errores de su vida respecto al amor, se me ocurrió pedirle una serie de consejos para todos aquellos que desean dejar de ser solteros. Es decir: Consejos de un soltero para todos aquellos que quieran verse en su espejo y no repetir los mismos errores.

werewr

En honor a la verdad, esperaba que me diera una lista nivel Dra. Corazón de cinco o diez recomendaciones, pero fue mucho más práctico: “no ser un cabrón”. Eso tan simple fue lo que salió de su boca, pues al parecer es lo único que debemos tomar en cuenta y tiene toda la razón, ya que engloba todo lo que no se debe ser y hacer en una relación.

Gracias a esa charla, entendí que no ser un cabrón es mucho más que evitar ser infiel o indiferente con el otro. Pienso que implica muchas cosas y entre ellas, una profunda comprensión del respeto que se tiene por la otra persona y su tiempo, pues si en algo también opinamos igual, es que el tiempo es una de las cosas más valiosas que existen. Alguien que nos da su tiempo, nos está dando algo que no va a poder recuperar jamás y eso debería ser más valorado, no sólo para con una pareja sino para con todo aquellos que conocemos.

Del mismo modo, puedo con toda seguridad decir que “no ser un cabrón” es no abusar de la confianza que el otro nos brinda. Porque en estos días hemos perdido de vista que la confianza de alguien, es de esas cosas que hasta resulta un honor tener y que en ocasiones, hasta parece que queremos perder. Bien dicen que para conocer a una persona y su calidad hay que ver cuantos y quienes confían en ella. Lo mismo ocurre en las relaciones amorosas, las cuáles muchas veces pasan por alto cosas tan simples como estas, por andar respondiendo a los impulsos de la pasión o la indiferencia de la monotonía.

Pero lo más importante – y la base que deberíamos tener todos – es que no ser un cabrón, es hacerse a la idea de que mientras se esté con determinada persona, uno debe entregar lo mejor de sí mismo, en la medida que el otro vaya dando también y con la misma intensidad de principio a fin, para que si un día todo termina, sea por todo menos por falta de amor (y sexo).

Además, piensen esto: ¿tiene caso andar con alguien, si de antemano uno sabe que solamente le va a jugar al tonto para hacer perder tiempo a la otra persona? Yo no creo, pero esa, mis queridos #Soperos, es una pregunta que bien valdría la pena responder en caso de que quieran decir adiós a la soltería para decir hola, al que tal vez, puede ser el amor de su vida. Fin.

 

 

 

Tags:

2 thoughts

  • Totalmente cierto! No hay que hacer perder el tiempo a las personas si de antemano sabes que no vas a llegar a nada. Si tu tiempo no te importa, al menos no gastes el de los demás que sí creen todavía en eso tan bonito que se llama AMOR.

  • Hola! pues mira considero que no solo es bueno poner esta clase de notas y experiencias en la red ya que muchas personas encuentran en este medio al forma de buscar información cuando no tienen el valor o a alguien en su vida para preguntar sobre lo que les esta pasando, pero (si hay un pero) creo que deberían ir acompañados de un extra es decir un artículo que te expanda la posibilidad de aprender más del tema pero en base ya sea a estadística o bien de aceptación social (por no saber decirlo mejor) o como lo llaman algunos “Científicamente comprobado”, creo eso ayudaría más a entender los temas sobre los cuales escribes y que creo que es bueno que haya gente como tú que lo haga (yo cuando puedo escribo pensamientos y notas en mi Facebook) para dejar mi granito de arena o mi punto de vista a la gente que busca esa ayuda que no encuentra y que no sabe cómo pedirla de repente, Felicidades por tu blog (y todo lo demás que tienes desde el Facebook, Twitter) y por tomarte el tiempo de ayudar al mundo a ser diferente.

Deja un comentario