RELACIONES

Pido disculpas al amor.

“No me doy por vencido, pero es que por fin entendí que durante todo este tiempo no fue culpa del amor. En realidad fui yo quien creó todo ese sufrimiento entregándole el corazón a quien no lo merecía y queriendo mucho a quien no quería nada. Ahora entendí”.

 

4d8206580e85cab243b544c8112d0276De entrada no puedo más que pedirte un disculpa muy sincera. He mentido y he lastimado en tu nombre, usándolo en vano para llenar mis vacíos y satisfacer mis necesidades. Aunque la peor parte de todas, creo que es esa en donde me di cuenta que el mayor daño no ha sido para los otros, sino para mí mismo. Nadie me ha destruido tanto como yo mismo y ahora me doy cuenta.

Llegué al entendido de que durante gran parte de mi vida, pasé la mayoría del tiempo culpándote a ti de mis fracasos amorosos, cuando en realidad, no quería aceptar que era yo el causante de tales decepciones. Así seguí engañándome y deslindándome de mi responsabilidad hasta ahora. Y me cansé.

Así me ocurrió. Un día desperté, hice un recorrido mental por mi historial amoroso y terminé calificándolo dependiendo del número de decepciones, mismas que hasta hacía unos momentos, seguía atribuyendo al amor.  Entonces regresé a mi aquí y ahora, y me percaté que por fin había llegado a ese punto de mi vida, en donde no podía seguir haciendo responsable al amor de mis desgracias amorosas, porque en realidad, yo mismo he tenido gran parte de la responsabilidad al hacer que ciertas experiencias, no funcionaran.

¿En qué momento de la vida aprendimos a culpar a otros o a las circunstancias de nuestros errores? Y peor todavía, ¿quién o qué nos enseñó que el amor duele, que es motivo de sufrimiento y que siempre sale mal, quién?

123515159ff15bfd77b1033761a66a14

Hoy más que nunca estoy convencido de lo errados que mucho estamos al creer esa absurda idea que asegura que el amor es una fuerza destructora, cuando en realidad somos nosotros quienes destruimos nuestras relaciones al ser incongruentes, insentatos, inseguros y hasta mentirosos. Nos enamoramos cuando nos sentimos solos, en vez de hacerlo cuando verdaderamente estamos listos. Buscamos que alguien más nos quiera como nosotros no sabemos querernos y pretendemos tener a alguien a nuestro lado para sentirnos completos, antes de completarnos a nosotros mismos sin necesidad de nadie más. Somos rotos buscando descosidos en vez de completos buscando completos. ¿Y aún así tenemos el descaro de culpar al amor? ¿En verdad? Decepcionante.

“No puedes repararte a ti mismo rompiendo a alguien más. Si lo haces, no es culpa del amor…es tuya”.

Hubo un tiempo en donde encontraba cierto consuelo y refugio al decir que el amor era el malo del cuento – ¿se dan cuenta? – Convertí al amor, esa fuerza tan inmensa, tan grande, tan sublime y benevolente, en una vil bruja cuyo único fin era destruir historias felices. Hice lo que muchos otros hacen con tal de no aceptar la parte de responsabilidad que les toca. Y creí que estaba bien; me hacía sentir mejor, por lo menos hasta la mañana siguiente.

ed2b5843cadce600e1bdad30bf17edbd

Así que perdón, amor. Perdón por fingir o pretender que te sentía invadiendo mi ser, cuando en realidad solamente sentía pasión, compromiso e incluso, simple atracción física. Emociones pasajeras que no eran nada comparadas a ti.

Después de esto, no me quedará más remedio que mirarme al espejo y decirme a mí mismo “¿ves? Te lo dije”. Y no sé cómo haré para dejar de culpar al amor por algo que es enteramente consecuencia de mis (malas) decisiones, pero algo se me va a ocurrir para mejorar y de vez en cuando, auto observarme y darme cuenta que, en efecto, tal vez sí hay algo que pueda hacer para mejorar mi vida amorosa y vivir eso que muchos llaman felicidad.

Lo que sí tengo muy claro, es que ya no quiero hacer del amor injustamente, la bruja o el terrible ogro del cuento que sólo sabe destrozar sonrisas y llenar de lágrimas todo a su paso, porque no lo es. Definitivamente ya no quiero…ya no quiero.

Fin.

SÍGANME: 

TWITTER: @alejilloTol

INSTAGRAM: alejillotol

FACEBOOK: Alex Toledo Escritor 

 

Tags:

7 thoughts

  • Tus artículos siempre me encantan porque escribes como dedicándome uno respecto al día al día en el que vivo, Por ejemplo, tuve una ruptura amorosa, en la cual hubo una maravillosa historia, y yo no entendía que pasaba, estos días me han servido para ver que realmente salía con un niño pequeño, que le falta mucho madurar y que yo pretendía “amarlo” para cubrir espacios vacíos que había en mi interior. Hoy, luego de hablar con la psicóloga respecto a este asunto, llego a ver este artículo y es como si apropósito lo hubieras subido, para que fuera lo primero que apareciera en inicio.
    Gracias por tan excelentes trabajos, Tocayo. No tienes una idea sobre la manera en que algunas personas lo apreciamos.
    Saludos

  • Tanto tiempo culpando al otro de los fracasos, pero llega la hora, de aceptar nuestra responsabilidad, de madurar. Excelente Alex 😉

  • Alex, tus textos siempre narran lo que vivimos muchos, muchas felicidades por el éxito que vas costruyendo, la mayoria de tus obras tal parecen que narran mi historia.
    En otabuena mucho éxito y un abrazo.
    Espero pronto vengas a Puebla.
    Saludos cordiales

Deja un comentario