#LaSopaDeAlex, RELACIONES

Nuestro primer café

“Entonces, un día, sin esperarlo ni planearlo, llega alguien que te hace querer tirar esas barreras y muros que te protegen de aquello que juraste, jamás volverías a sentir”.

 

82375d8aad2a883a564195f86e9dcd30 (1)No sé bien cómo pasó, sin embargo aquí estamos. Sentados los dos, con una sonrisa de por medio, una charla y dos cafés. No es la primera vez que salgo con alguien nuevo, pero me siento como si fuera todo lo contrario. Nervioso, emocionado y con incertidumbre.

Tenerte de frente y poder oír tu voz en vivo sin auriculares de por medio, es mejor de lo que pensaba. Y no es que no disfrutará nuestras charlas a través del monitor. De hecho, en algunas noches, esas en donde pretendíamos ser dos locos tratando de arreglar el mundo de madrugada, solía escuchar tus audios una y otra vez para arrullarme con con tu voz hasta quedar dormido, y funcionaba. Me gustaba imaginar que estabas presente y me hablabas al oído, aún sin conocerme.

No obstante, he de aceptar que poder oírte tan claro y sin interferencias es aún mejor, y ahora te tengo frente a mí, compartiendo la misma mesa, lo cual incluso, podría convertirse en mi nueva actividad favorita. 

Y no lo sabes, pero mientras hablas y me pierdo casi sin darme en cuenta cada vez sonríes y en la forma que me miras, no puedo evitar pensar en todo esto, porque hasta cierto punto, es nuevo para mí.

Después de cierta edad, te acostumbras a que las citas sean algo menos recurrente y emocionante. Por alguna razón pierden su encanto y se convierten en algo verdaderamente monótono, algo que se termina haciendo por compromiso y no por gusto; se hacen por la necesidad de encontrar urgentemente a alguien con quien matar la soledad. 

Creo que tú y yo somos parte de las estadísticas en donde somos muchos los que hemos vivido eso: citas sin sentido, sin un propósito y significado que no sea únicamente el de matar el tiempo o terminar teniendo un encuentro casual.

“Quería que me dieras una cita contigo, pero me diste mucho más. Me diste la confianza de volver a creer.”

Hasta antes de conocerte, todavía tenía cierta negación y resistencia a la citas o volver a salir con alguien. No quería toparme de nuevo con la posibilidad de conocer a alguien con quien probablemente no se diera nada y a quien desde luego, no volvería a ver.

Alguien que simplemente, pasaría a ser un adorno más en mi lista de contactos. Y entonces apareciste tú y me diste muestras de lo equivocado que estaba. Y por primera vez, me volvió a emocionar salir con alguien que de alguna manera, me causa sensaciones que hacía tiempo no experimentaba.

Así que henos aquí y me gusta. Me gusta lo cómodo que me haces sentir y esa facilidad que tienes para hacerme ser simplemente yo, sin necesidad de máscaras o barreras para protegerme. Me gusta que en cada palabra, encontramos algo nuevo en común y nos entendemos en cosas que nadie anteriormente logró entender en nosotros.

tumblr_static_tumblr_static__640Podría decirte que simple y sencillamente, me gustas, así como me gusta el café que estoy tomando o mirar el cielo estrellado, me gustas. Y no sé a donde nos lleve esto. Al final podría equivocarme y  darme cuenta que esta puede ser nuestra primera y última vez, o por el contrario, el inicio de algo que nos lleve a lugares en donde no hemos estado antes. No lo sé, sólo sé que me gusta y no quiero que acabe. 

Después de hoy, lo único que esperaré con ansias, será la próxima vez que la vida nos reúna, porque definitivamente alguien como tú, no es para una, dos o tres tazas de café. Y si aceptas, yo estoy dispuesto a beber contigo todas las que me quieras compartir hoy, mañana y siempre.

Fin.

SÍGUEME

FACEBOOK: Alex Toledo 

INSTAGRAM: alejillotol

TWITTER: @alejilloTol 

MOOVZ: Alex Toledo

Tags:

18 thoughts

Deja un comentario

×
Show

×
Show