#LaSopaDeAlex

#LaSopaDeAlex es: está bien ser gay.

“Tal vez un día las personas ya no tendremos que salir del clóset. Tal vez un día decir que estamos enamorados de alguien será suficiente.”

 

La homosexualidad no sólo siempre será uno de los temas, sino más bien,  EL TEMA. A pesar del aparente “avance” en la conciencia social, la verdad es que hablar de diversidad sexual, seguirá siendo tan polémico y catártico como cuando Lucerito quiso jugar a ser “Dora, la matadora”. Todo un alboroto.

Aunque parezca increíble, ser homosexual para muchos todavía representa rechazo, discriminción e inclusive, autorechazo y odio hacia sí mismos, pues las circunstancias poco respetuosas y tolerantes en las que se desarrollan, les hacen creer que son menos, que no valen y que son una equivocación de la naturaleza.

sadasdad

Con frecuencia recibo muchos correos y preguntas en mi ask en donde varios chicos que a pesar de plantearme diferentes situaciones, caen en el lugar común de no aceptarse tal cuál son y disfrutar con plenitud de su naturaleza humana, porque sí, la orientación sexual señores, es parte de la naturaleza humana que vamos descubriendo en el andar de nuestra vida. Así que no les vengan con cuentos chinos.

No obstante, algunas veces las problemáticas van desde el rechazo de los padres, que de por sí no es poca cosa, hasta la idea de pensar en el suicidio como última escapatoria, y francamente, creo que nada puede ser lo suficientemente poderoso como para hacernos querer quitarnos la vida, mucho menos la condición sexual que cada uno siente.

Como muchos de ustedes saben, siempre he pensado que la orientación sexual de las personas no debe interferir en el trato que podamos dar o recibir por parte de otros y mucho menos, dañar nuestro auto concepto como seres humanos. Sin embargo, y como ya se mencionó antes, lograr eso se convierte en una tarea ardua cuando las condiciones externas son hostiles.  No obstante, con frecuencia digo a las personas que SER GAY ESTÁ BIEN, sobre todo cuando su vida parece un tremendo caos o un desolador desierto en donde  no hay nadie cerca que les de apoyo o un aliento para seguir adelante.

¿Por qué digo que está bien ser gay? En todo caso la pregunta debería ser ¿por qué no decirlo? A lo largo de mi vida he aprendido que todo aquello que nos haga felices y que no dañe a otros, está bien. Por lo tanto, ser homosexual está bien, le pese a quien le pese y le guste a quien le guste.

Particularmente,  el hecho de que ser gay esté bien va mucho más allá de sólo mencionarlo, pues hay que entenderlo. Cabe aclarar que con este texto no pretendo enseñarles cómo vivir su homosexualidad porque pienso que todos hemos aprendido a vivirla de forma diferente, pero también pienso que hay mejores formas que otras, ya que hay muchos que no hemos logrado correr con la buena suerte de otros al experimentarla.

 “No eres superior a nadie, pero tampoco inferior. No eres igual a nadie pero tampoco distinto. No eres raro, pero tampoco común. Simplemente eres gay y punto. Se acabó.”

asdasdd

Con lo anterior, entonces ahora sí es posible exponer ante ustedes las razones por las que con la firmeza de brazo de albañil, sostengo que ser gay no sólo está bien, sino que también está de poca madre.

Verán, la mayoría de las personas hoy día, hemos aprendido a valorar a los demás por su exterior y cuestiones superficiales. Medimos el valor humano de alguien por cómo se viste, cuánto tiene, qué tiene, a quién ama o a quién no ama y todas esas cosas banales que opacan la esencia y el verdadero valor de las personas que no está en su exterior, sino en su interior.

Si llevamos lo anterior a un contexto como la sociedad mexicana, que muy a su pesar debe convivir con una cada vez más notoria y pujante comunidad LGBT, nos daremos cuenta que vivimos en un entorno que valora a las personas por su orientación sexual, que desde luego debe ser la “tradicional”, en vez de valorarlas por el conjunto de lo que en realidad son.

Y  no sé ustedes pero creo que en verdad ser gay es una de las mejores cosas del mundo cuando se aprende a vivir con plenitud, misma que se alcanza si nos concientizamos de nuestra condición y la aceptamos sin tapujos ante nosotros mismos. De esa forma, es como esa autoaceptación comienza a externarse a nuestro al rededor y a proyectarse en quienes nos rodean, para que finalmente, también nos acepten. Recuerden que debemos ser aquello queremos ver reflejado en nuestra realidad, pero como todo, hay que empezar a trabajar en un mismo primero.

adads

Además, tantas celebridades y deportistas famosos no pueden estar equivocados. Actores, cantantes, empresarios y medallistas olímpicos, hombres y mujeres, han anunciado de manera pública su homosexualidad como muestra de apoyo para todos aquellos que siguen luchando por salir de los gélidos campos narnianos y entonces comenzar a vivir realmente, pues malo es avergonzarse de quien uno es, no el hecho de amar a quien se prefiera. 

Definitivamente las cosas podrían cambiar si para empezar, esa errada práctica social cambiara, así entenderíamos que ser gay está bien porque no nos hace menos ante nadie y tampoco nos hace superiores. Que ser gay está bien porque la naturaleza no comete equivocaciones y porque era lo que nos tocaba vivir y que también está bien porque de otra forma no podrías conocer al amor de tu vida que muy probablemente sea gay – o bisexual, uno nunca sabe –. No cabe duda de que ser gay está bien porque sigues siendo igual de humano que el resto y al final de los días, serás un simple costal de carne y huesos como todos los demás. Finalmente, ser gay está bien porque nadie es culpable por amar y esto no es otra cosa más que eso: una simple y diferente forma de amar.

Así que mis guapos #Soperos, la próxima vez que alguien los haga sentir menos por su orientación o que incluso ustedes mismos sientan que no son lo suficientemente buenos o merecedores de lo mejor por el simple hecho de darle besos en la boca a otros chicos, repitan lo siguiente: “es cierto, ser gay no está bien…está de huevos y me encanta”. Fin.

 

 

 

Tags:

3 thoughts

Deja un comentario