sexo-gay.jpg
#LaSopaDeAlex, RELACIONES

#LaSopaDeAlex es: el cansado juego de darse a desear.

“Vivimos en un ambiente incongruente donde pareciera que estar disponible solamente puede ocurrir a veces, por lo que hacerse el difícil sigue siendo el método de conquista que al final del día, sólo lleva a un resultado: estar igual de solo”.

De entrada sé que este texto puede parecer la introducción de alguien a quien han bateado infinidad de veces, pero no. En realidad se trata de la visión expuesta sobre la incongruencia de muchos a la hora de querer establecer una relación, pero al mismo tiempo, sabotear ese deseo debido a varios factores, que pueden ir desde tener altos estándares y espectativas, hasta el simple hecho de tener gusto insaciable por tener la atención de muchas personas que, constantemente, se la pasen lanzando halagos y adulaciones. En otras palabras: alimento para el ego.

9f95bf7511df3acbd8e9898d3f1173dd

Recientemente, me dio por reflexionar sobre esta inmadura y apática actitud que muchos asumen a la hora de conocer a alguien. Esa actitud en donde pareciera que estar disponible, es un privilegio para el otro y solamente ocurre de vez en cuando, al punto de que sea el otro quien tenga que llegar al ruego para obtener un poco de tiempo de la contraparte, mientras que ésta, en su papel de hacerse difícil, se alimenta de la atención constante de alguien que no puede entender algo muy simple: nadie vale tanto la pena como para rogarle.

porno-gay.jpg

 

Con esto desde luego que no estoy tratando de fomentar el que todos nos volvamos unos “fáciles” y le demos nuestras joyitas al primero que nos haga caso o nos hable bonito. Simplemente estoy criticando esa terrible incongruencia de muchos, al querer seguir tomando ciertos patrones que no hacen sino todo lo contrario de lo que realmente buscan.

Personalmente, puedo confesarles que en el punto de la vida donde me encuentro ahora, esos juegos pubertos de “sí” y “no”, de nuevo “sí” y otra vez “no”, me han cansado, a tal grado que causan en mí una gran pereza mental y con frecuencia termino alejándome cuando veo una situación similar, porque lo que menos quiero  – y yo creo que muchos de ustedes también – es desgastarme emocional y desde luego, físicamente. Y no es que uno ya no quiera esforzarse por alguien, porque de hecho sí, pero por alguien que valga la pena, no alguien que quiera que le rueguen o que estén atrás mendigándole atención y jugando esa tonta dinámica de darse demasiado a desear, convirtiéndose en una pérdida de tiempo.

htrytry

“Aprende que en tu vida estará quien deba esta y quien deba irse, que se vaya, pero que no se quede en la puerta porque estorba”.

Pienso que, tal vez, la vida amorosa y emocional sería mucho más sencilla si aprendiéramos a fluir y dejar de lado esas técnicas raras y estúpidas que solamente funcionan en la películas de Rachel McAdams, aprendiendo a no darlo todo al instante, pero tampoco siendo una “diva” emocional que da todo a cuentagotas y que al tener demasiadas exigencias para con alguien que realmente merezca su amor, termine por quedarse con su soledad por sentirse la última Coca Cola del desierto.

 

Si no se da con alguien, pues no se da y ya, pero que jamás sea por una mala actitud, de esas que estiran tanto la cuerda que se rompe, porque al final del día y como decían las abuelas: habrá quien los quiera, pero quien les ruegue…lo dudo. Fin.

 

SIGAMOS CUCHAREANDO JUNTOS

INSTAGRAM y TWITTER: @alejillotol

FACEBOOKAlex Toledo Escritor

 

One thought

  • Me gusta mucho como escribes y esta entrada en especial, la verdad si pega en algunas cosas, como darse a desear, cuando ves que la otra persona quiere estar contigo y tú con él, pero bueno, supongo que nadie aprende en cabeza ajena y hasta que no nos pase algo no cambiaremos esta actitud de adolescente en busca de atención.

    Saludos.

Deja un comentario