RELACIONES

Decir “te amo” nunca es suficiente.

Muchas parejas hacen cosas amorosas y enternecedoras. Hay quienes por ejemplo, suelen sorprenderse con besos espontáneos y sin razón aparente, son puntuales cuando pasan a casa del otro y tienen una paciencia y una comprensión increíble cuando tienen algo que decirse. Con frecuencia se dicen cuánto se aman y se admiran, excepto durante sus díagdfgfdbcs malos – que no dejan que opaquen los buenos –  pero eso sí, sus comentarios positivos siempre superan a los negativos por un margen muy sano, que les reconforta y les hacen sentir amados.

Lo anterior lo escribo porque hace varios días, urgando en los cajones viejos de mi memoria, recordé una relación que tuve hace mucho tiempo, en donde él había dejado de decirme cosas específicas que admiraba o notaba en mí, algo que hacía  al principio de la relación. Y recordando aún más aquella relación, me di cuenta de  que yo también había dejado de decirle comentarios positivos a él (aunque él no se quejaba).

Al principio me sentía un poco ridículo por querer este tipo de retroalimentación. Me daba miedo caer en los terrenos del capricho o la inmadurez, pues hay una creencia muy extendida de que si tienes una autoestima sólida, no necesitas reafirmación externa ni elogios de nadie. Esto es falso.

Al percatarme de lo anterior en aquel entonces, decidí modelar este comportamiento yo mismo antes de pedirle a él que hiciera el esfuerzo. Comencé a anotar aspectos específicos de él que me encantaban y que había olvidado que eran especiales. A veces la rutina hace -bueno, muchas ocasiones- que dejes de valorar las cosas. Fue así que cuanto más aprecio le expresaba por sus fortalezas, más profundamente lo quería. Entonces, un día mientras manejábamos de regreso a mi casa, me armé de valor y le pedí lo mismo. Al poco tiempo y sin que yo lo esperara, él comenzó a hacer lo mismo por mí.

Con todo esto, lo que quiero hacer #Soperos, es recomendarles que lo intenten con su pareja si es que han notado algún tipo de cambio similar; les aseguro que no hay nada que perder y sí mucho que ganar.  Por cada crítica específica o corrección que hagan, agreguen un comentario positivo específico o un elogio y entonces, verán que lo que va a pasar,  les va a gustar. 

FIN. ff479a4bf37ed1d47d79986a76fb8a98

Tags:

One thought

  • Creo que lo dices es muy cierto. A veces una relación cae un poco en la costumbre, y no siempre es por falta de amor, simplemente el ser humano se acostumbra a estar a lado de esa persona. Entonces, inconscientemente muchas veces dejamos de pensar en las cosas positivas de la otra persona, pero no es porque ya no se ame a la pareja, es por la misma cuestión de la costumbre.

    Honestamente mi pareja es muy poco expresiva a lo que siente, pero yo sé que lo que sentimos el uno por el otro es amor, aunque tampoco le digo cosas positivas todos los días y creo que es momento de revivir esas pequeñas cosas cursis que aunque seamos hombres, nos hacen falta muchas veces que te dejen sonriendo como un completo idiota por un pequeño pero muy significativo detalle.

    Que buena sopa mi buen Alex! Gracias! 🙂

Deja un comentario

×
Show

×
Show