RELACIONES

La importancia de ser romántico.

“Muchos creen que ser romántico es ser cursi, pero lo cursi a veces es ridículo y el amor no es cosa ridícula. En realidad ser romántico es el riego necesario para que el amor siempre se mantenga con vida. Ese es el secreto”.

 

No cabe duda que las maneras de demostrar el amor por alguien han cambiado. Antes eran cartas perfumadas y ahora son emojis por whatsapp. Antes eran serenatas al pie de las ventanas y ahora son links de Youtube directo hasta nuestros inbox. Definitivamente el romanticismo ha aprendido a mezclarse con la tecnología sin dejar de perder su esencia.

c36c2ac8fb9b8eaf8f2cec0a6b2cba7d

Sin embargo, debido a la modernidad acelerada en la que constantemente nos vemos inmersos y la frialdad de la época, las personas hemos ido gradualmente convirtiéndonos en seres cada vez menos sensibles, creyendo que el romanticismo es una práctica obsoleta. La impersonalidad de los mensajes de texto y las redes sociales, han venido a sustituir ese romanticismo palpable y personal, por uno que tal vez no sea menos romántico pero sí más cibernético y frío.

Actualmente y debido a la información exagerada que muchas veces es errada en los medios, las películas y la publicidad, hemos confundido la cursilería con el romanticismo, pero es importante desaprender a que es así para diferenciarlos porque son cosas totalmente distintas.

De forma general, el romanticismo es compuesto por todas esas pequeñas o grandes acciones y detalles para hacerle saber a tu pareja que te importa y que la amas. Por el contrario, la cursilería no necesariamente está relacionada con el enamoramiento ni con amar a alguien. Se puede ser cursi sin estar enamorado de alguien y sin querer a alguien. Generalmente, lo cursi raya en lo ridículo y soso, pero el romanticismos jamás es ridículo; es algo que siempre tendrá más clase, es a veces más sutil y fino porque evoca realmente un sentimiento genuino en quien lo percibe.

En contadas ocasiones, muchos me han preguntado por qué las relaciones amorosas a veces no duran, especialmente entre los hombres. Yo respondo que es porque ya nadie sabe ser romántico, y quienes lo son, lo son a cuentagotas, con límites y restricciones.

tumblr_mh5nt4QlHy1qfz2nyo1_500

Personalmente siempre he pensado que el romanticismo no es algo obsoleto o pasado de moda, pues nunca es suficiente cuando se trata de demostrarle amor a la persona que amas. Ser romántico es el agua de riego que mantiene con vida ese amor en una relación para que sea una constante.

Es por eso mis guapos y enamoradizos soperos, es que hoy he cocinado 8 consejos de cómo ser romántico sin sonar como frase mafufa de chick- flick para adolescentes. Así la llama del amor entre ustedes será una constante que dure más tiempo del que puedan imaginar. ¡Les conviene!

“Tal vez no volvamos a las cartas perfumadas o aquellas serenatas de concurso que nuestras abuelas recibieron antes de ser raptadas, pero sí podemos volver a hacer del romanticismo algo más directo, personal y cálido.”

 

1) Detalles: ser detallista es igual a ser generoso, no hay más. Esas pequeñas acciones son las que marcan la diferencia, sobre todo cuando son imprevistas, espontáneas y toman por sorpresa al otro. No se trata de ser un despilfarrador de detalles, sino de saber dar el indicado en el momento indicado. Es simplemente hacer algo inesperado de vez en cuando; aquello que sabemos que le dará gusto ver o recibir a nuestra pareja para verla sonreír.

716970462ae00c35c18b46932dc95dbb

2) Que tu atención sea constante: cuando una persona nos presta atención, una sensación de comodidad y seguridad surge en nuestro interior, y si esa persona es nuestra pareja, la sensación es mejor. Aunque se encuentren con otras personas – ya sean amigos tuyos o de él – o en el trabajo, no se descuiden y siempre estén pendientes uno del otro. Sean siempre incluyentes y háganse sentir su presencia constante.

3) Manténganse conectados: eso significa externar sus sentimientos. Desde luego puede parecer muy obvio, pero realmente muchas veces sentimos miedo de expresar lo que sentimos por temor a lastimar al otro o que piense que somos unos intenso o azotados, pero no debe ser así. En una relación es importante expresar lo que les gusta, lo que no y compartir su sentir respecto a las cosas de la vida cotidiana que ambos viven en sus días y claro, todo lo que estar juntos les provoca. Un simple “¿cómo estuvo tu día?” puede hacer la gran diferencia aun cuando el día de alguno de los dos haya empezado con el pie izquierdo. Muestren siempre interés por saber cómo se encuentra el otro y sean un apoyo mutuo tanto para los buenos como en los malos ratos.

4) Competir entre sí: la competencia puede tornarse positiva o negativa dependiendo de qué tanto dejamos a nuestro ego meterse en medio. Si aprendemos a alejarnos del ego y tomar la competencia como algo sano con nuestra pareja, veremos que un poco de juegos y diversión que pongan a prueba las habilidades y aptitudes, pueden hacer pasar un buen rato de risas que al final, los unirá todavía más, pues aquí no hay perdedores, sólo dos personas que saben divertirse, pasar un buen rato y felicitar los logros del otro porque se reconocen las capacidades en cada uno.

e36c5ab27a074bfe981aebd7342dadbf

5) Escápense y descansen juntos: no es lo mismo convivir rodeados del mundo y de las actividades que cada uno tiene, que hacerlo aislados de este en un lugar y momento donde sólo estén ustedes dos y nadie más. Algo íntimo en compañía del otro. De vez en cuando un viaje de fin de semana o inclusive una noche donde ambos se desconecten de afuera, son todo lo que se necesita para mantener la cercanía y esa hacer que la unión sea cada vez más indestructible. Finalmente, es tiempo para decir y hacer sentir al otro lo que a veces por la vida ajetreada y acelerada, no es posible.

6) Gestos: un abrazo o un beso repentino, natural y espontáneo son una de las sorpresas que más placer y gozo causan a nuestra pareja. Cualquier momento es buen momento para tomarle de la mano, besarlo o abrazarlo. No necesariamente debe haber razón alguna para hacerlo, porque la razón más grande es justamente ese amor que se siente por el otro.

7) Ser amable: siempre he pensado que la caballería entre dos hombres que se quieren existe y es posible. La amabilidad con nuestra pareja sobre todo en público, no sólo le hace sentir especial y querido, también es una forma de decirle “me importas y quiero procurarte y cuidarte”. Eso sin duda fortalece no sólo las relaciones amorosas, sino todas en general.

8) Ríanse juntos: la risa es un buen medidor que nos indica qué tanto disfrutamos estar en compañía de nuestra pareja. Dos que se ríen y comparten momentos graciosos juntos, definitivamente lanzan el mensaje de “me siento cómodo contigo y disfruto tu compañía”. Se vale ser niños de repente y reírse de simplezas o chistes que sólo ustedes entienden, bromear y ser un poco tonto. Eso no sólo los convierte en un par de enamorados que se quieren, sino en un par de enamorados que son cómplices y que confían el uno en el otro lo suficiente como para sobrellevar con ligereza esos momentos embarazosos que de vez en vez suelen pasar.

Como ven, ser romántico no implica hacer cosas ridículas o sosas, pues el amor no es ridículo ni soso y tampoco significa que todo verse en torno al amor, pues la felicidad que compartan juntos también puede ser romántica. Ahora su tarea es ver cómo y en qué momento mezclar estos consejos para aplicarlos y hacer que la relación no sólo sea amorosa, sino también, algo que enriquezca la vida del otro hoy, mañana y todos los días que se quieran regalar. Fin.

Tags:

Deja un comentario