RELACIONES

Carta a todos los que ya no están por culpa del odio.

“Ser visibles y orgullosos de quienes somos, no debería hacernos sentir vulnerables nunca”. 

 

La vida se nos va en un instante, un instante que con frecuencia no da previos avisos y mucho menos tregua. Hoy por hoy, a ustedes se les fue de súbito. Tan de repente que aún no terminamos de asimilar su ausencia y ese espacio vacío que cada uno dejó. 

Parece irreal, como un mal sueño al que no terminas de acostumbrarte pero que terminas viviendo y cargando a cuestas por reasignación. Así, nos damos cuenta que efectivamente hoy ya no están y que no van a regresar. No es un sueño, es una realidad. 

¿Y entonces qué sigue? Ustedes se fueron, no por voluntad propia, sino por la incomprensión y el odio de mentes incapaces de respetar lo que era distinto, y que sin embargo, no dejaba de ser lo mismo que todos llevamos en esencia. Sus nombres, ahora son parte de las interminables listas que albergan a las víctimas de aquellos que justificados en nombre de sus dioses iracundos y creencias deshumanizadas, han decidido ser jueces y verdugos de algo que no les correspondía, ni a ellos ni a nadie.

Con su partida involuntaria han dejado atrás amigos, hermanos, padres, hijos, esposos y esposas que nos quedamos aquí con el nudo en la garganta y las emociones destrozadas. Nos quedamos con la obligación de convertirlos en un recuerdo cuando eran parte de nuestra realidad. Personas que eran mucho más que una simple etiqueta y cuyas sonrisas de repente alguien decidió apagar para siempre.  

Después de todo, es verdad, ninguno de ustedes sigue aquí cuando deberían estarlo, pero esa es la realidad. No obstante, nosotros sí seguimos aquí, seguimos con el dolor, la rabia y la impotencia de saber que somos parte de un mundo donde es más fácil y aplaudido ver a alguien con un arma, que a dos hombres o mujeres tomados de la mano. Un mundo donde el odio es la verdadera enfermedad que tantas vidas a arrebatado.

Hoy ya no están y no van a regresar. Pero nosotros nos quedamos para que su partida no sea en vano, para que esa sangre derramada no sea una mancha más y se convierta en el recordatorio de por qué aún debemos seguir de pie, con la frente en alto y la dignidad amarrada para clamar justicia, igualdad…amor.

“…antes de ser gays, lesbianas, transexuales, bisexuales o incluso heterosexuales, somos humanos, para finalmente aceptar que nadie, absolutamente nadie en este mundo, es culpable por amar”

Aquí estamos y aquí seguiremos todos los que como ustedes, creemos todavía en alcanzar un mundo donde nadie se sienta juzgado, rechazado o humillado por ser quien realmente esAquí estamos y aquí seguiremos los que creemos que son las diferencias las que enriquecen nuestro mundo y le dan diversidad. Los que creemos que más allá de etiquetas o preferencias, todos somos uno.

Aquí estamos y aquí seguiremos todos los que por ustedes, por nosotros y por todos, continuaremos alzando la voz, porque entendimos que sentir diferente no debe hacernos vulnerables, y porque nuestra voz, que es su voz, debe seguirse escuchando en todos los rincones, hasta que finalmente, logremos ver un mundo donde todos entiendan que antes de ser gays, lesbianas, transexuales, bisexuales o incluso heterosexuales, somos humanos, para finalmente aceptar que nadie, absolutamente nadie en este mundo, es culpable por amar.

Donde quiera que estén, sepan que la tristeza que nos causa su repentina partida, la convertiremos en la fuerza del eco en nuestra voz, para seguir de pie en esta lucha donde nuestro causa más grande es el verdadero amor.

Por siempre suyos,                                                                                                                                                                                                                              

los que seguimos aquí. 

#PorOrlando
#PorXalapa
#PorElMundoEntero
#PorElAmor

Fin.

SÍGUEME

FACEBOOK: Alex Toledo Escritor

TWITTER: @alejilloTol

INSTAGRAM: alejillotol 

 

Tags:

3 thoughts

  • Hermosas palabras Alex!
    Siempre me encanta lo que escribes pero esta vez me ganaste de verdad y por todo lo sucedido les pedimos apoyo a ustedes que tienen mayor facilidad de difusion.
    Gracias.
    X

  • Hola Alex, perdona los nervios del día de hoy, solo quería volver a felicitarte por lo que haces y por recordarnos a las personas con tus palabras que no estamos solos y que si se puede seguir adelante.
    También venía para contactarme con el chico que me hizo el favor de tomarnos una foto con su celular cuando el mio decidió abandonarme apagándose en el peor momento, espero que no te moleste.
    Finalmente #SomosSoperos
    Mi fb: https://www.facebook.com/yo.mauriciolc

Deja un comentario

×
Show

×
Show