No esperes que te espere.

“Llega una edad en donde resulta ofensivo detener tu vida por alguien que sabes, no se va a detener por ti”.

4fd755d26eaac6505c3903393cccc276Lamento mucho que se diera ahora y así. En verdad me habría gustado que pasara antes. ¿En dónde estabas? ¿Por qué no nos cruzamos cuando podíamos?

A veces pienso que somos ese chiste del que la vida se burla de vez en cuando. Y sé que todo pasa cuando tiene que pasar, pero habría preferido que esto no pasara, porque de todas formas no iba a continuar. No está pasando, sólo se detuvo un instante con nosotros de paso y se nos fue.

Ahora no nos queda más que repetir ese viejo y gastado guión que ya sé de memoria cómo termina. Tú me dirás que aunque lejos, seguirás pensando en mi. Yo voy a sonreír incrédulo. Acordaremos escribirnos y llamarnos con frecuencia para que no se pierda la magia, que en mi interior sé que vamos a perder. Luego, saldremos por última vez y nos alejaremos uno del otro; habrá tierra, mares, montañas y kilómetros de por medio.

Durante los primeros días en esta nueva lejanía, cumpliremos el guión al pie de la letra. Aún sé de ti y tú de mí. Pero después de un tiempo, ser puro teléfono y teclado aburre. Me aburre.

627bef5b8d0329dac0b5373634cd856cLa idea de aferrarme a un espejismo, a algo cuya única realidad es la ausencia, comienza a fastidiarme y cansarme. Entonces pasan más días y con ellos, los textos y llamadas cada vez menos frecuentes. Tu nombre baja de posición en la lista de mis conversaciones del chat y supongo que así es como la tecnología te dice has comenzado a olvidar a alguien.

Sin embargo, esta vez no duele. Ya no. He pasado por este lugar tantas veces, que me resulta familiar y no arde más.

Ayer nos encontramos y mañana nos separamos. Así es esto a veces. Fuimos dos que posiblemente habrían sido la pareja ideal, pero el tiempo conspiró en nuestra contra y nos juntó en el momento menos indicado de nuestra vidas. Momentos con caminos diferentes que deben seguir su curso.

Y por primera vez en mi vida, no voy a poner residencia ni me voy a aferrar a una idea o a una ilusión con esperanza vacía sobre algo que de entrada, ya sé que no va a pasar.

giphy (12)No voy a detenerte ni a pedirte que te quedes. No quiero. Yo ya entendí que a veces hay personas que se cruzan en nuestro camino por un instante para enseñarnos algo y cuando cumplen su misión se van.

Creo que en ocasiones, llegamos sólo de paso a la vida de otros mientras esperamos nuestro siguiente tren, y bueno, creo que en esta historia le llegó el suyo a cada quien, y esta vez quiero abordarlo.

“No cruces ni muevas universos enteros por quien no cruza ni mueve su mundo por ti”.

Así que no, no te voy a esperar y no pienso detenerme para alimentar la idea y la ciega fe de que algún día, nosotros podamos ser. Me niego.

Solamente voy agradecerte por los momentos y por estacionarte conmigo para regalarme una bocanada de aire fresco y así poder continuar mi camino. Te voy a dejar ir y te guardaré como una experiencia.  

674b548790a5eceab1ab309d96c1df43Sé que tal vez me quedaré con las ganas de saber cuál sería tu canción o tu color. Tampoco sabré que te habría regalado en un cumpleaños y desconozco si algún día, en otro tiempo, por fin tendré a alguien que se acerque siquiera un poco a ti.

Pero lo que si sé, y con toda seguridad, es que prefiero perder eso a perder mi paz por no poder tenerte. Por tenerte a ratos, por temporadas y sobrevivir a tu ausencia.

Realmente me hubiera gustado saber cómo sería escribir esta historia contigo, pero somos dos extraños ideales a quienes el tiempo les jugó en contra, y me temo que eso sale de nuestro control. 

Y ahora que entiendo eso, tengo ganas de poder darme el derecho de vivir y continuar mi camino sin atarme a la idea de que posiblemente un día, la vida se nos va a acomodar y todo se va a dar para que tú y yo estemos juntos, porque no me interesa pensar en eso.

giphy (14)Voy a levantarme junto contigo y también seguiré, sin ti, sin nosotros, pero conmigo. Pasarás a formar parte de mi lista de experiencias a recordar y por las cuales no me detuve.

Porque si algo aprendí, es que ya no estoy dispuesto a cruzar universos enteros por quien no puede o no quiere cruzar siquiera una calle por mí. Ya no. 

De ahora en adelante, si alguien va a quedarse a mi lado, tendrá que cruzar el universo conmigo, al mismo tiempo y en la misma dirección. Por eso no me esperes, que yo tampoco lo haré habiendo tanto aún por recorrer.

Fin.

SÍGUEME

FACEBOOK: Alex Toledo Escritor

TWITTER: @alejilloTol

INSTAGRAM: alejillotol

MOOVZ: Alex Toledo

5 Comments

  • Responder febrero 7, 2017

    Oscar

    Duro pero real….

  • Responder febrero 16, 2017

    Andy

    Duro pero cierto

  • Responder abril 7, 2017

    Néstor

    Es fuerte aceptar la perdida de ese alguien que por tanto diste parte de tu tiempo, y cuando te das cuenta que ese alguien te quiere, te extraña, pero que no hace nada por estar contigo por un miedo. hay que aceptar y seguir adelante… nuevamente me hiciste llorar con esta carta.

  • Responder agosto 3, 2017

    Erick Chogo

    Duele saber que fue uno el que dio más en una relación, que entregaste todo, hasta dejar tú corazón al desnudo, que te quebraron en mil pedazos y llegaste a tocar fondo, en fin, a veces solo son historias que duran un breve tiempo, duele y mucho, pero todo lo cura el tiempo, nada dura para siempre, solo queda la satisfacción de que uno dio lo mejor de si, pero el destino siempre tiene pensado algo distinto a lo que uno cree.

    Primera vez que me sucede esto, y debo confesar que jamás pensé se algo pudiera doler tanto, que sintiera que me quebraba en mil pedazos, pero toca seguir avanzando en este camino llamado vida.

  • Responder agosto 4, 2017

    Obed

    Alex en este momento estoy pasando por algo similar. Me encanto ❤

Leave a Reply

Deja un comentario