Lo que amo de ti

“Lo único malo del amor es que cuando se vuelve tan intenso, dejan de alcanzar las palabras para poder describirlo.”

 

Cuando era niño y oía a los mayores hablar de amor, me decían que no sabía lo que era pero que un día lo descubriría. Decían también que era yo muy joven para entenderlo y explicarlo, que un día lo iba a sentir.

4cb58968f0adf234f11539172fdf499f

Pasó el tiempo y también me volví mayor. Todos seguían sin explicarme eso del amor y aunque ya sabía algunas cosas sobre él, comencé a sospechar que en realidad aquellos grandes, tampoco tenían mucha idea de lo que era como para podérmelo explicar.

Sin embargo y al cabo de un poco más de tiempo, en el que por supuesto me hice aún más mayor, me topé cara a cara con el amor y para mi sorpresa, era muy distinto de lo que yo pensaba y de lo que algunos me habían hecho creer.

Para empezar nadie me dijo que no sólo iba amar a la persona sino también, todo aquello que la conformaba. Tampoco nadie me advirtió que no solo iba a amar su físico sino también esas pequeñas cosas y gestos que hacía sin darse cuenta.

El amor me había llegado de golpe y no había marcha atrás. Me di cuenta que efectivamente existe y llega cuando menos lo esperas. Justo ahí es cuando te percatas que de verdad amas a alguien que no sólo te ama de vuelta, sino que te hace amarle en todo sentido. Alguien a quien no sólo amas por su cuerpo, sino por la forma en la que te mira al despertar. Y eso me pasó a mi. Pasé de mi rutina solitaria a crear una nueva con alguien que me hace amarle de pies a cabeza, por dentro y por fuera, al derecho y al revés.

Ahora, mentiría si niego que no amo desde su forma de vestir hasta la manera en que luce al despertar, porque lo amo, amo eso y más. Amo saber cómo le gusta el café y amo saber lo que no le gusta también. Amo ese curioso y tierno sonido parecido al gruñido de un león bebé que hace cuando digo algo que le gusta o le da ternura. Amo conocer la cara que pone cuando piensa algo o tiene alguna idea en mente, amo insistirle para que me lo cuente y amo que al final ceda y me lo diga.

84bbec2450f0516e7b44e946d5218eb6

Amo verlo dormir y la satisfacción que siento al cuidar de su sueño. Amo que sea lo primero que veo al despertar y la forma en la que a veces me mira sin que me de cuenta. Amo su risa y sus carcajadas, amo también su peculiar forma de bailar y el gesto que hace al cerrar los ojos, sintiendo la música entrando en su ser.

“De todas las posibilidades infinitas que había para encontrarnos con alguien más, amo que todas hayan conspirado y coincidido para que fuéramos tú y yo los que se encontraran”

Amo sus abrazos. Los amo por la forma en la siento fundirme en su piel y por lo mucho que me cuentan cuando pasan. Amo sus silencios y la oportunidad que me brindan para interpretarlos. Amo su sentido del humor que combina con el mío y amo que su mano embone perfecto con la mía. Amo cuando dice que me ama y la violencia con la que su sonrisa me destroza la rutina. Amo que mis gestos y mis labios sean un asunto de toda su incumbencia.

Amo de igual forma sus defectos, sus debilidades y sus miedos. Amo ser yo quien pueda disciparlos para hacerlo sentir seguro. Amo la forma en la que sus manos recorren mi cuerpo y la manera tan suya en la que puede alborotarme las hormonas. Amo sus besos sin razón y amo a su niño interior de 5 años que a veces sale para alegrarme el día con alguna ocurrencia.

36716b9e206a8ea1c822d10f2c069b4a

Pero no sólo amo eso de él, también amo cosas más profundas. Amo por ejemplo sus secretos y esas confesiones que no le ha contado a nadie más. Amo la historia de su vida, esa historia que lo ha hecho ser lo que es y que lo llevó a estar en donde hoy se encuentra. Amo de igual forma su pasado y que lo comparta conmigo.

Amo definitivamente la persona que soy cuando estoy con él y la manera en la que sin esfuerzo, me hace mejorar a diario para siempre darle mi mejor versión. Amo que sea mi presente y forme ya parte de mi futuro, pero sobre todo, amo que en la inmensidad del tiempo y el espacio, y entre tantos otros que vienen y van, la vida haya sido tan generosa de juntarnos a nosotros dos, cumpliendo así con un plan que ya estaba trazado y en el que únicamente había espacio para su nombre y el mío juntos. Fin.

 

 

 

 

 

More from Alejandro Toledo

Querido yo.

“En el camino encontrarás algunas piedras, pero también algunas joyas. Te romperás...
Read More

2 Comments

Deja un comentario