#LaSopaDeAlex es: te quiero…pero como amigo.

“Descuida, hay un infierno bastante amplio para todos aquellos que friendzonean sin razón alguna (aplica restricciones)”

 

Sin duda muchos de ustedes saben de lo que hablo, o díganme #Soperos, ¿acaso nunca han recibido un lindo viaje con todo pagado a la república hermana de la friendzone? Yo creo que sí, y más de una vez.

dsfsdfdgf

Actualmente salir con alguien es un acto que se ha tornado hasta cierto punto confuso, debido a que desde el inicio no se ponen las cosas claras y nos dejamos llevar por los impulsos emocionales, que muchas veces, nos adelantan a los hechos y nos hacen correr. Es decir, que en ocasiones comenzamos a actuar como lo que todavía no somos y a sentir cosas como si la relación fuera algo formal, sin serlo. Nos adelantamos a pensar situaciones y a hacernos ideas respecto a la otra persona, que tal vez no sean correspondidas porque nuestra contraparte no las ve igual. De ese modo,  nos enrolamos en una algo que avanza indefinido pues no es ni una cosa ni la otra, y todos sabemos que en esta vida hay tres cosas que no pueden quedar indefinidas: la sexualidad, los planes vacacionales y claro, una relación amorosa.

En los últimos días he recibido gran cantidad de correos y preguntas de gente que vive en una situación similar o que desde hace tiempo, son ciudadanos – más a fuerza que de ganas- de las pintorescas villas que la friendzone tiene para ofrecer a sus moradores. Lo anterior generalmente se da cuando uno de los dos no logra corresponder o ser recíproco a los sentimientos del otro, porque como ya se ha mencionado más arriba, no ve la situación de la misma forma. Entonces, es cuando la mezcla de factores como el arrepentimiento, el no sentirse preparado, la falta de química y tal vez el miedo, hacen de las suyas para que ocurra lo que no debe ser nombrado: mandarte a la friendzone y por la puerta grande.

Pero tranquilos, no es necesario que entren en pánico y mucho menos, que se pongan tan desesperados como gallina que no sabe dónde poner el huevo. Precisamente la sopa que hoy he preparado para ustedes, tiene ingredientes de la más alta calidad para que eso de ser bateado, friendzoneado, humillado y destrozado – ok, tal vez exagero tantito –, les haga los mandados y ustedes, aunque por dentro puedan sentirse muy acabados, por fuera se mantengan frescos y de pie como edecan de debate político. Así que me van quitando sus caras aguadas, que no es para tanto y van a ver por qué.

 

“Hola, soy (tú nombre aquí) y he sido friendzoneado”

dfdsfsdfds

Si has llegado a este punto es porque tu situación – o al menos así lo ves desde tu estado drama queen –,  se ha tornado más oscura que la noche y eso te ha generado un problema, tal vez, más grande que aquel dramón que cuasaste al salir del armario ante tus padres. Pero descuida que no todo es tan malo como tu mente te hace creer, y en realidad, la situación tampoco es tan grave como piensas.  Así que ¿por qué no te relajas un buen, le bajas 76 rayitas a tu drama y te das cuenta que con los siguientes tips, tu vida puede continuar feliz?  Así todo esto, te valdrá tres hectáreas de…bueno, ya sabes de qué.

  • 1) Del amor a la friendzone sólo hay un paso:  finalmente lo que no te esperabas – por qué en efecto, no lo esperabas – pasó y te ha dejado perplejo. Simplemente no lo puedes creer y te sientes como la muñeca fea, esperando a llorar en el rincón más cercano para que nadie te vea. De repente, la vida en forma súbita y sin avisar, te hace ver que de todo el tiempo juntos, las atenciones que tuviste con él y los gestos que creíste que eran de reciprocidad amorosa para contigo – sí, porque malinterpretaste su amabilidad y gentileza –, en realidad nunca sirvieron de nada, y mucho menos fueron de utilidad para lograr tu cometido: hacerlo tu novio. Lo bueno, es que el pasado ya pasó y ahora puedes volver a empezar; el primer paso para hacerlo es aceptarlo y mantenerse ecuánime, porqué después de todo, no fue el fin del mundo. Así de simple.
  • 2) Nadie puede obligar a nadie: y eso es una ley universal, sobre todo en el amor. Aunque te duela y sientas que tu tiempo y sentimientos no fueron valorados, debes darte cuenta que en realidad en esto del amor, nadie podemos hacer que alguien esté con nosotros a fuerzas, porque ya saben lo que dicen: a fuerza ni la verg…perdón, los zapatos, a fuerza ni los zapatos entran. Por eso es mejor ser un poco empáticos – aunque sea irónico – con el otro y tratar ver que las cosas son como son, nos guste o no, y que muy a nuestro pesar, esto de las relaciones es en cierto modo un riesgo en donde a veces se gana o a veces se pierde.

dfsdfdsf

  • 3) Llora tantito, reponte y vuelve a sonreír: ¡exacto! Después de todo, esto de que te manden a chupar faros – pero faros eh, no otras cosas, por favor – no es tan malo y tampoco eres el primero ni el último en sufrirlo. Si ya te dijeron que sólo como amigos, tienes dos opciones: quedarte en tu drama depresivo existencial o mejor ver el lado positivo y aceptar que tal vez sea bueno conservar esa amistad, porque las cosas pasan por algo, y si esa persona no te correspondió como quisiste, es porque no era la indicada para darle tu corazón, pero sí tu amistad. Lo anterior desde luego no significa ser conformista o quedarse con las sobras, no. Es más bien ser inteligente, maduro, objetivo y entender que así es el amor y no hay por qué azotarse más de la cuenta. Además, ¿quién dice que a cambio de perder un “amor” no ganas a un muy buen amigo? Eso es hacer las cosas bien, como adulto y dejarse de niñerías.

Como ven mis guapos, ser frienzoneado – aunque se sienta feo – no es lo peor del mundo y tampoco amerita que se tiren al llanto por cuarenta días. Sí duele un poco y es decepcionante, pero confíen en que la vida más adelante los recompensará con alguien que realmente quiera algo más allá de una amistad. Pero eso sí, si alguno de ustedes ya ha pisado esos terrenos más de una vez y nota que ha venido repitiendo el mismo error, entonces ¡amigo date cuenta! Y no te metas a la gente tan rápido al corazón, ni entregues todo de tajo al primero que te hable bonito, porque puede ser que así sea con todo el mundo y no sólo contigo, así que mejor ni te ilusiones y vete con pies de plomo.

Y a los que gustan de friendzonear como deporte diario, no sean cabrones y dense cuenta que no pueden ir por la vida enamorando a la gente sin ton ni son. Una cosa es ser amable, gentil o coqueto por naturaleza, y otra muy distinta, que sabiendo que lo son, lo anden poniendo en práctica con alguien que muy probablemente, se hará ilusiones por creer que sus actitudes son para enamorarlo. Así que sean cuidadosos para que sus intenciones no sean malinterpretadas y de ese modo, eviten ilusionar demás a alguien que fácilmente puede darles su corazón en bandeja de plata. Por lo demás, relájense, que cuando llegue el bueno, entonces entenderán por qué no funcionó con nadie más. Fin.

 

 

 


Be first to comment

Deja un comentario