#LaSopaDeAlex es: receta para corazones rotos.

“Tranquilo, es parte del viaje experimentar lo que se siente tener un corazón roto, pero con el tiempo el dolor pasa y vuelves a confiar”. 

¡Oh febrero, agridulce e impredecible febrero! Todos sabemos que ese mes deja muchos corazones unidos pero también muchos otros tan destrozados como la afición de los Halcones de Seattle al ver a su equipo vencido por los Patriotas en el pasaso Super Bowl. Pero es que seamos sinceros, Cupido hace mucho tiempo que dejó de hacer bien su chamba y nosotros la nuestra, enamorándonos y enamorando a quien no debemos, para después andar como damiselas en desgracia, llorando por un amor no correspondido.

retertrrrt

Debido a eso y a algunas sugerencias que ustedes amablemente hicieron favor de comentarme en mis redes, es que hoy he metido en la olla un delicioso recetario – me sentí por un momento como Chepina Peralta en Utilìsima – con 6 ingredientes para reparar un corazón roto y hacerlo impermeable al dolor.

Asì que sin màs preámbulos, háganme el favor de sacarse la cuchara – pillos, se lo que estaban pensando – y tomen nota de estos ingredientes para que nadie venga y me los deje màs moreteados que Rihanna en discusión con el novio.

1)  Vívelo, siéntelo, llóralo: el trago amargo llegó. Tu crush, tu date  o peor aún, tu novio te ha mandado a chupar faros y bien lejos. Posiblemente por que algo hiciste mal o posiblemente porque él ya no te quería. De cualquier forma, y sin importar la razón, en ese momento parece que tu mundo se viene abajo y tu corazón se desmorona en mil pedacitos. Pero tranquilo. Nada es para siempre y es muy sano sentir y vivir el dolor-tristeza durante un tiempo para después salir de ese estado y no estancarse ni azotarse de más. Recuerden lo que dijo La Doña: “a un hombre se le llora tres días, al cuarto te pones tacones, ropa nueva y sales”. Pero no se tomen literal eso de los tacones…bueno, si quieren sí.

2) Aceptación: ya has vivido tu dolor y ya hasta lloraste tres ríos Orinoco, ahora aceptar lo que pasó es más sencillo. Ya sea que te hayan cortado, rechazado, bateado o mal correspondido, no tienes más opción que aceptarlo. Recuerda que el primer paso para superar algo es la aceptación de la realidad, en vez de tirarse al drama nivel “lo que callamos los homosexuales”. Finalmente ya sucedió y lo que se dijo, se dijo y punto. Nada puedes hacer contra la decisión de la otra persona que no te corresponde o ya no quiere seuir contio. Recuerda lo que siempre digo: el amor no se mendiga jamás, sólo se cuida y procura.01ff13f4c36c6e7c46fb5578ffbcbd18

3) Clavo que saca otro clavo, jamás: es bien cómodo para muchos tratar de parchar su dolor y sustituir ese amor que se fue con alguien más, que generalmente, es el primero que se deja y nos da entrada. Sin embargo, la realidad de esta práctica está destinada al fracaso. En vez de eso, aprendan a estar solteros, porque si lo piensan bien, nunca se está realmente sólo, sino soltero. Disfruten ese tiempo a solas para analizar lo ocurrido y lo que aprendieron de esa experiencia.

4) La burra no era arisca, pero la hicieron: no se vale usar este dicho como pretexto para justificar que a raíz de que los mandaron a volar y les hicieron trizas su corazón, ahora son unos reverendos cabrones, come-hombres, que van por ahí destrozando corazones y haciendo que los demás les hagan los mandados. No porque se les haya ido un amor, quiere decir que ustedes ahora tomen venganza con quien ni la debe ni la teme. Sigan siendo buenos chicos y amorosos, que ya llegará alguien que sepa apreciar su corazón de gomita.

5) Salir y divertirse: ojo nenes, no quiere decir que se destrampen y terminen hasta las nalgas del centauro al más puro estilo Lohan. No. Es más bien que disfruten su tiempo de soltería, que salgan con los amigos, que se diviertan haciendo lo que les gusta o que se vayan por ahí a descubrir con qué puede sorprenderlos la vida.

6) Ver las cosas en perspectiva: no sean señoras azotadas y piensen que es el fin del mundo. Hombres hay muchos y tarde o temprano, la vida les pondrá en su camino al indicado. Conocer y besar algunas bocas antes del definitivo, es bueno porque nos ayuda a definir lo que queremos y no queremos en una persona. Así que confíen y no empiecen con su cantaleta de “el amor no es para mí”. Relájanse un buen que les queda mucha vida por delante.

Con estos seis ingredientes bien mezclados y tomados cada que se necesite, les aseguro que tendrán un corazón resistente,  con mucho temple y más firme que brazo de albañil ante las desavenencias amorosas, para que de ahora en adelante, eso del amor y desamor sólo sean experiencias y no dramas trespeseros para la novela de las 4.

Fin

3 Comments

  • Responder febrero 5, 2015

    Carter

    Muy buenos ingresientes …. buenos consejos por cierto TIENES UNA FALTA DE ORTOGRAFIA EN EL SEGUNDO INGRESIENTE en el ultimo renglon … jejej xD

    Otra cosa. Me gusto esa frase”CORAZON DE GOMITA” nunca la habia aido …

    Saludos desde PUEBLA

  • Responder febrero 6, 2015

    D!ego

    Yo pondría un ingrediente más: “el perdón”, el perdón hacia el otro y hacia ti mismo porque nadie es perfecto y siempre nos equivocaremos en algún momento. Solamente estando en paz con tu pasado podrás vivir el presente sin remordimientos. Suerte!

  • Responder febrero 6, 2015

    aldair torres

    una pregunta como se llama el actor que tienes de portada.?
    me urge saber como se llama.?

Leave a Reply

Deja un comentario