#LaSopaDeAlex es: maldita distancia.

“Por un mundo en donde la única distancia que exista, sea esa que antecede a un beso, te pedimos Señor.”

 

Amor de lejos ¿felices los cuatro? O ¿es de pen…sarse? Depende. La verdad es que mucha gente nos hemos visto envuelta alguna vez en un tipo de relación amorosa a distancia, que ojo, no hay que confundir con los  ligues o enamoramientos fugaces que ocurren en redes sociales – por cierto, ingrediente para una próxima sopa –  porque esos no son relaciones, puesto que las personas no se conocen físicamente. Sin embargo, las redes sociales sÍ son pieza fundamental en los amoríos a distancia.bnmbnbb

Hoy en día para mucha gente, hablar de amor a distancia es sinónimo de fracaso y pérdida de tiempo pues desgraciadamente varias relaciones que intentan superar la calamidad de estar separados, terminan por fallar en el intento, debido a la presión y la insatisfacción que no ver a ese ser amado genera. No obstante, siempre he pensado que hay diferentes relaciones de este tipo y cada una está definida  de acuerdo al grado de madurez y compromiso que ambos aporten para funcionar como pareja. Es decir, el éxito o fracaso de una relación amorosa a distancia, es directamente proporcional a la cantidad de compromiso y madurez que haya en ambos.

Y es que hoy en día, debido al ritmo de vida, ya sea por trabajo o escuela, muchas parejas se ven en la necesidad de estirar su amor miles de kilómetros, con tal de mantener vivo el vínculo, el cual muchas veces puede desgastarse cuando uno o ambos empiezan a fallar.

Si a mí me preguntaran qué pienso del jodido amor a distancia les diría que a pesar de haber tenido algunas malas experiencias, sí creo que es posible mantenerlo vivo  cuando se quiere de verdad, aunque eso requiere gran esfuerzo y ganas. Como ven, es evidente que estamos hablando de parejas con cierta estabilidad emocional, no de noviazgos pubertos y veraniegos como los que se dan en la adolescencia, cuyo encanto termina más rápido que un eyaculador precoz. Es por eso que bajo esos parámetros, sí puedo decirles que es posible mantener vivo el amor a pesar de la tierra que haya de por medio y sus crueles obstáculos. De tal manera que he preparado una serie de tips para sobrevivir a ello y dejar de sufrir como María la del barrio.

Tips para sobrellevar el amor de lejos y vivir para contarlo:

Antes de descargar los fabulosos tips que les tengo, es importante mencionar que en este post no hago alusión al amor de que se da en esas separaciones por dos semanas o un mes. Tampoco a las que se dan con los ciber-novios o ciber-novias que jamás se han visto, porque esas no cuentan, al menos para mi. Mas bien, es a aquellas separaciones que por trabajo o estudios de alguno de los dos, se prolongan hasta por un año o dos. También es preciso mencionarles, que no es lo mismo un amor de lejos entre dos personas que ya son pareja de tiempo, han convivido y se conocen personalmente, que entre dos personas que se conocen por face pero que jamas se han visto o, dos sujetos que se acaban de conocer físicamente, sienten el flechazo y súbitamente se vuelven a separar porque cada uno vive en diferentes lugares. En los últimos dos casos no hay amor .  Lo que hay es enamoramiento y atracción, algo químico y superficial; no es más que sólo un crush intenso que se ve alimentado por la emoción que causa conocer a alguien nuevo y que nos habla bonito, cosa que al poco tiempo terminará y se perderá por lo efímero y poco sólido de la relación.

Entonces, partiendo de esa base, tenemos que el amor de lejos que realmente se debe aprender a lidiar, es ese donde dos sujetos que después de vivir tanto tiempo juntos y tener una relación ya fincada, deben separarse inesperadamente por un tiempo prolongado. Aunque claro, hay excepciones, porque existen parejas en donde ambos viajan mucho por temporadas y se han acostumbrado a estar juntos por tiempos y volverse a ir. Obvio ese tipo de relaciones, a parte de estar versadas en la costumbre y la rutina, generalmente ya tienen una estabilidad  y…Ok en realidad  y muy frecuentemente son felices los cuatro.

Pero precisamente para que a ustedes no les pase eso de ser cuatro en vez de dos cuando deban alejarse de su amor, aquí me arranco con la lista, comper:

bnmbn

1) Madurez: creo por sobre todas las cosas, que la  madurez es un ingrediente clave para llevar a cabo cualquier cosa, sobre todo relaciones amorosas. Así que ambos deben de tener suficiente junto con el temple para poder estar uno sin el otro durante cierto tiempo y sin hacer numeritos ridículos de dramas o acciones obsesivas y compulsivas. Recuerden que madurez y compromiso van de la mano cuando se ama de verdad alguien y se es leal al vínculo afectivo que se tiene con ese ser especial.

2) Evitar los arrastres mentales: hay algo que yo llamo “el escenario mental” que no es más que esa pantalla donde nuestra fértil imaginación – a veces en exceso – nos muestra falsos supuestos  – generalmente exagerados – de lo que ocurre en la realidad, los cuales nunca suceden o no son taaaan terribles como pensábamos. Para evitar esos debrayes, controlen su imaginación y en vez de dejarla volar, hablen de lo que sienten con su pareja para que despejen temores y dudas. Desde luego que las ideas de celos paranoicos no van, y de ser así, mejor digan adiós y aviéntense de la banqueta, porque no estarían aptos para sobrellevar un amor así.

3) Comunicarse: ahora con las nuevas tecnologías y esa férrea necesidad de estar más conectados que un enchufe a la corriente, no hay excusa para no mantener comunicación frecuente con nuestro amor a lo lejos. Facebook, Twitter, Skype, Instagram, mail… ¡ah! Y algo que llaman “llamadas telefónicas”, ayudan bastante a mantener viva la llama del amor para que no caer en el desinterés, la indiferencia y el olvido. Asi que don´t come to tell me that Chuchita was bagged, o dicho de otra forma, no me vengan y dense tiempo para mandar ya sea un tuit, un inbox, un sms, un mail o una simple llamada que no les va a llevar más de dos minutos. Acuerden horarios para comunicase, ya sea en la mañana antes de iniciar actividades o en la noche antes de dormir para que se cuenten lo que ocurrió en el día, o ambos. Eso ya depende de cada pareja y las ganas que tengan de saber de su amorcito. Lo más recomendable es que sea uno y uno, así se genera responsabilidad por establecer el contacto tan esperado.

4) Detalles: ya acordaron hablarse o mensajearse en la mañana o en la noche o incluso tres veces al día. Inclusive lo hacen un día uno y un día otro, pero no se conformen con eso. Recuerden que a las personas nos gusta que nos sorprendan con detalles y más cuando se tiene a esa pareja que nos desborda el corazón. Sean detallistas; sorprendan a su pareja desde lejos con un inbox,  tuit o una llamada sorpresa; algo espontáneo e impredecible. Por ejemplo, un posteo repentino en el muro que aluda a su amor y a lo mucho que se echan de menos, ayuda a mitigar ese sentimiento de soledad y lejanía que es alimentado por la melancolía de los tiempos en los que estaban juntos.

5) A la antigüita: ya ha pasado un año desde su separación, que pareciera fue maquiavélicamente gestada por don Karma para joderles la vida, pero no es así. Durante ese tiempo que aún va para largo  – al menos otro año en lo que él o ella acaba sus estudios extranjeros o trabajo – se han enviado tuits, se ven por Skype lo fines de semana, se mandan inbox de buenos días y buenas noches. Todo muy bien y sincronizado. Pero les hace falta algo más, algo que los haga sentir más cerca y de manera más cálida y menos impersonal como lo hacen sentir la redes sociales. Ese algo es una carta. Si, cartas; esas cosas que se hacían antes de los mails y el inbox, escribiendo sobre un papel y usando tinta. Las cartas son más personales y cálidas porque están hechas por uno mismo y es algo que se puede tocar y sentir, a diferencia de lo mandando por celular o Facebook, aunque este haya sido texteado por uno mismo. Este punto también puede aplicarse al anterior.

vbnmbvnmbm

6) Viajes: después de un tiempo viviendo en la ausencia del ser amado, es normal que las ganas – sobre todo las sexuales – por verlo, comiencen a alborotarse de manera tremebunda, haciendo muy difícil eso de la paciencia. Pero tranquilos, tampoco sean de esos ridículos que ya se extrañan a las dos horas de no verse cuando el otro ni siquiera ha despegado o tomado el bus. Para todo lo anterior, algo bastante bueno es planear y organizar viajes con cierto intervalos de tiempo y en la medida de lo posible para no extrañarse tanto. Si la situación del cash apremia un poco, pueden dividir gastos de transporte o ahorrar con tiempo para verse en determinada fecha como las vacaciones de ambos, por ejemplo.

Tengan en mente que esto del amor a distancia es una cuestión que requiere de dos, de tiempo y esfuerzo porque no son enchiladas. Ahora que si son de esas parejas hechas al vapor donde cada uno tiene su vida en diferentes estados y se ven cada que se alinean los planetas, mejor olvídenlo porque esas relaciones no llegan lejos y evítense el sufrimiento nivel Preciuos. Ya saben que por ahí dicen que quien mucho se ausenta con el tiempo deja de hacer falta y santo que no es visto no es adorado. Solo un gran compromiso y amor real podrán hacer soportables los intervalos de tiempo sin verse – y sin sexo – que tendrán que aprender a manejar. Pero cómo sabemos que esos dos elementos no están presentes en relaciones poco estables, ese amor “pubertino” y fugaz,  terminará por pasar a la historia como un capricho que dio gusto y placer por un rato y se fue.

Como ven mis guapos #Soperos sí pueden decir que el amor de lejos  es posible, y además,  es de valientes – siempre y cuando se demuestre – y que vivieron para contarlo, sin embargo y como ya dije antes, yo no apuesto mucho a ese tipo de relaciones a menos que se tenga ya una vida estable con ese alguien.

Por los demás, relájense y recuerden que en esta vida no hay plazo que no se cumpla y tarde o temprano su amor regresará a su lado. No obstante, si empiezan a sentir que no está funcionando a pesar de haber intentado todo, es mejor externarlo con la pareja y dejarlo por la santa paz, así se aligera la carga y se deja de sufrir. Pero si es lo opuesto, entonces la prueba de fuego habrá sido superada con éxito, reforzando aún más el lazo afectivo. Después de todo uno nunca sabe lo que tiene hasta que se va. Por eso extrañar en la lejanía a nuestro amorcito corazón es una buena forma de darnos cuenta que tanto queremos a ese alguien. Fin.

 

 

 

3 Comments

  • Responder mayo 14, 2015

    Tamir

    Dude, right on there brorhet.

  • Responder marzo 21, 2016

    Asdruval

    Leer el principio me deprimió :(, pero tienes razón, así empezó…nos conocimos , se fue, regresó, se volvió a ir y tiempo despues me pidio “un tiempo” y se siente culerisimo…

    pd: Gracias Alex !

Leave a Reply

Deja un comentario