Homofobia

 “La palabra fue utilizada por primera vez, en inglés, en 1971 por el psicólogo estadounidense George Weinber, quien afirmaba haberla pensado por primera vez en una charla que dio a un grupo homófilo y se popularizó gracias a su libro Society and the healthy homosexual(‘la sociedad y el homosexual sano’) de 1971.”

Así es como Wikipedia explica el origen del término, sin embargo,  sabemos que este mal social tiene una historia mucho más profunda, sucia y obscura que se remonta a tiempos muy antiguos, específicamente, a cuando cayó el Imperio romano y se instauró con gran imposición el cristianismo, y con él, muchas formas erradas y cuadradas que se fijaron para siempre en la mente colectiva de la sociedad.

SDFDSFD

Es bien sabido – y quienes no lo sepan, lo sabrán –  que la homosexualidad era practicada por diversas civilizaciones sin represión y sin castigos relativos a ella, pero que sí aplicaban para otras cuestiones que apelaban a la jerarquía social, pero nunca por la homosexualidad en sí. Por ejemplo: entre los griegos eran muy normales e incluso cultivadas las relaciones amorosas entre los hombres de ejército con el fin de cuidarse unos a otros y fortalecer sus virtudes heróicas. Del mismo modo existían las relaciones entre los llamados erastés y erómenos, en donde el primero era un hombre ya adulto que se encargaba de fungir como mentor, protector y claro, amante de un erómeno, joven menor – oscilando entre los 15 y 25 años –  que establecía un vínculo amoroso y afectivo con su erastés.

Lo anterior representaba un total orgullo para las familias griegas, pues no sólo significaba que su hijo era lo suficientemente guapo para atraer a un hombre, sino que además,  representaba educación, estabilidad económica y prosperidad aseguradas tanto para el joven como para su familia. Y si el erastés era militar, la situación era doblemente afortunada, pues no había mayor complacencia que formar parte de las fuerzas armadas, de la mano de un hombre que no sólo prometía dar su amor, sino  también conocimientos a quien lo acompañarítumblr_mesi1u0BCv1rhm1n6o1_500a el resto de la vida.  Cuando entendemos eso ¿No resulta tonto renegar de algo que era tan beneficioso para culturas antiguas?

Posteriormente los romanos dominaron todo y aunque la homosexualidad no era penada per se, sí era castigada cuando se infringía las normas jerárquicas que debían establecerse, para que una relación homosexual pudiera ser llevada a cabo. Esto era que alguien de menor posición en la escala social, no podía penetrar a alguien de mayor posición social, pero este sí podía penetrar al de menor nivel, porque así debía ser, de lo contrario, ambos eran castigados con multas y quien fuera de menor posición, era hasta penado con castigos físicos. Además, era muy mal visto y avergonzante que algún hombre rico por ejemplo o político fuera penetrado por su esclavo, porque ello demeritaba su imagen pública. Pero como ven, no era porque se fuera homosexual, sino porque se era alguien importante y era una cuestión de reputación y estatus social que marcaba poder.

“Muchos pensadores griegos como Platón, afirmaban que el amor entre dos hombres era el más puro y fortalecía sus virtudes, pues sólo amando a otro hombre, era como un varón podía llegar a descubrir su capacidad para dar y recibir amor  de verdad”

Las cosas cambiaron totalmente cundo llegó el cristianismo y la evangelización. Con ella muchos prejuicios fueron instalados en la mente de la sociedad y comenzaron las primeras leyes que castigaban severamente la homosexualidad. Así surgieron las persecuciones a homosexuales como la que ocurrió en el siglo VI, cuando el emperador bizantino Justiniano y su esposa Teodora prohibieron los «actos contra natura» por motivos políticos, amparándose en razones religiosas. Y aunque hasta el siglo XIII la sodomía no era castigada ni perseguida en la mayoría de los países europeos, la actitud cambió drásticamente en la época de las cruzadas, para después tachar la homosexualidad como herejía y pecado mortal que debía ser castigado justamente con eso…02-trevorla muerte.

Desde entonces la humanidad ha estado revolcándose en el cáncer que provoca la intolerancia a la diversidad sexual, tratando con ello de negar y condenar algo que desde el inicio debió haber sido visto como normal, porque lo es. La diversidad forma parte de la naturaleza y está en todo lo que vemos; así como no se puede condenar que un tigre sea blanco en vez de naranja, tampoco se puede condenar a una persona por amar diferente.

Hay que entender que nadie es culpable por amar y aunque es muy bueno que haya días de apoyo a la comunidad LGBT (y anexas) como el día contra la homofobia, tambien es cierto que al existir tal día, queda expuesto de manera clara que la sociedad aún vive bajo muchos prejuicios, por lo que es necesario crear un día que los derribe y que haga conciencia.

Un país como el nuestro, no sólo necesita de días como este para crear conciencia, también necesita de programas educativos en las escuelas, para que desde temprana edad, los niños se formen con una apertura metal amplia respecto a la diversidad, misma que será cultivada por sus padres a quienes también se les va a educar respecto al tema. Así, el día que ya no haya que celebrar o hacer mención de un día nacional o internacional contra la homofobia, querrá decir que la sociedad ha superado su estrechez mental e intolerancia, para aceptar algo que es tan natural y normal como respirar.

Pero mientras ese día llega, no queda más que ponerse una bonita prenda de color morado y apoyar juntos no sólo en ese día, sino todos los días, esta lucha contra la homofobia que eventualmente va a desaparecer, para entonces dar lugar a un mundo en donde todos y todas, puedan ser libres de amar sin culpa a quien sea y como sea, porque ya no habrá que esconderse en ningún frío y obscuro armario ni fingir ser algo que no se es, pues lo verdaderamente antinatural, nace cuando se señala y se estigmatiza a otros cuyas diferencias naturales, no son comprendidas por la sombra de la ignorancia. Fin

 

 

1 Comment

  • Responder abril 17, 2015

    Esteban López

    Gracias por la información que desconocía. Por este artículo me puse a investigar un poco y tienes razón, en culturas antiguas no era penada la homosexualidad en sí… Lejos de haber llevado a un progreso, la santa inquisición vino a entorpecer y retroceder a nuestra sociedad, por lo que al tema respecta,

Leave a Reply

Deja un comentario