El troll dice: 5 señales de que tu relación va a terminar

“Como dicen por ahí, el chiste está en salir con alguien y no con sus pendejadas. Pero si estás leyendo esto, es porque en efecto, estás a punto de salir con las segundas”.

 

Tu novio y tú, a excepción que den el paso del matrimonio y sienten cabeza, algún día van a terminar y eso es un hecho inminente, pues con frecuencia, al iniciar o estar en una relación, las personas nos volamos la barda y pensamos que aquello va a durar para siempre, que terminaremos nuestros convertidos en adorables pasitas a lado de esa persona y que incluso nos volveremos a encontrar en otra vida para continuar con nuestra historia de amor. Absurdo, ¿no creen?

glee-blainecreys

Yo hice la misma cara cuando me lo hicieron a mí. Lo superarás.

Y es que el problema no es emocionarse y sentir mariposas en el estómago producto del enamoramiento. El problema más bien radica cuando ese enamoramiento nos nubla la objetividad, perdemos el suelo y dejamos que nuestro escenario mental comience a volar y a proyectarse en situaciones a futuro que tal vez no es muy probable que ocurran y menos con esa persona. No obstante, siempre hay señales muy claras e intermitentes que a veces nos ponen sobre aviso de lo que se viene, pero que casi nunca queremos ver por preferir obviarlas y seguir creyendo lo que queremos creer respecto a nuestra relación, que muchas veces, está más desgastada que tacón de draga en plena marcha.

Por eso hoy mis queridos guapos, les traigo una deliciosa lista con las 5 señales más comunes – todas vividas en carne propia –  para saber cuándo nuestra relación está a punto de inundarse más rápido que la Ciudad de México en época de lluvias, así que vayan tomando nota y acérquense una caja de pañuelos desechables, porque seguramente más de uno despertará a la triste y cruel realidad de lo que creían, era su cuento de hadas.

Amigo date cuenta:

  • 1) “Nos llamamos luego”…: y típico que ese “luego” con la llamada nunca llegó. Te quedaste cual Yuri detrás de tu ventana viendo pasar la mañana o la noche en la espera, y nada de nada. Generalmente cuando una relación comienza a tocar el principio del final, la comunicación es lo primero que se deteriora. Lo que antes eran llamadas cada hora – o cada media, para los intensos – ahora son eternas esperas en vela y constantes revisiones del celular para ver algo que jamás llegará. Lo mismo pasa con los mensajes de texto y el famoso Whatsapp en donde ahora los mensajes que más comenzarás a ver son “última conexión”, “doublé check (y a saber si lo leyó)”, y el peor de todos, verlo “en línea” y que no te hable. Lo sé, es triste, pero amigo date cuenta. *Le pasa un pañuelo*
  • 2) Tan frío como la reina de las nieves: y no, no estoy hablando de Elsa la #Lesbosensuala de Frozen. Me refiero a un ser todavía más frío, distante, indiferente y cruel, que con sus actitudes cada vez menos cálidas, ha logrado que tu corazón se marchite en un gélido invierno que terminará por matarte…de amor. Aunque se siguen viendo, los apapachos y las frases bonitas que te transmitían su amor y cariño, poco a poco comienzan a ser más escasas y casi casi tienes que pedirle que te las diga. En otras palabras, ahora debes rogar y sacar casi a tirabuzón lo que antes te decían de forma natural y sin que lo pidieras. *Le limpia las lágrimas*

crying-waterfalls

  • 3) Del “nos vemos el sábado” al “¿nos vamos a ver?”: aquí la situación comienza a ponerse más oscura que mis intenciones cuando vi las nalgas de Wolverine en la última película de la saga X-MEN. Antes todavía podía decirse que el barco estaba más o menos a flote, pues aunque sus salidas ya eran como salir a pasear con un mueble o una piedra, aún había ese contacto en persona, pero ahora…bueno, ahora te debes conformar con sólo ver sus fotos en Facebook. *Le saca otra caja de pañuelos y tira la anterior*
  • 4) Una historia de horror llamada “tenemos qué hablar”: *suena música incidental cual película de Hitchcock*  y en efecto, cuando pensabas que las cosas no podían salir peor, ¡oh, sorpresa! Tu película de suspenso ahora se convierte en una de horror, en donde por supuesto el protagonista eres tú. Entonces, recibes una llamada de él – por fin –  pero no es para decirte “hola mi amor, ¿cómo estás?”, sino para hacer una cita, verse y dejarte hasta entonces con la incertidumbre de lo que quiere hablarte, aunque obvio, ya sabes de lo que se trata, pero decides no mal viajarte porque como dicen, la esperanza muere al último…si, ajá. *Le da palmaditas en el hombro*.
  • 5) “No eres tú, soy yo…bueno sí eres tú” y otros finales alternativos: finalmente lo peor ha ocurrido y ahora todas las señales anteriores tienen sentido y has confirmado lo que tu sexto sentido de novio te decía pero que no querías ver. Ya no hay vuelta atrás y él lo ha dejado muy claro porque ha salido de sus labios: hasta aquí y punto. No sabes por qué, te preguntas qué hiciste mal y tratas frenéticamente de encontrar una solución, una vía alterna para tratar de rescatar ese Titanic a punto de hundirse, pero es demasiado tarde y tú cual Leo DiCaprio, eres quien se hunde porque ya no alcanzaste lugar en la tabla. Lo bueno – que no verás ahora, sino después de que le llores tres lagos Titicaca – es que eres soltero, y tienes una nueva oportunidad de estar contigo mismo para redescubrirte en plenitud de tu ser y, y, y, y…ok ¿a quién engañamos? En realidad te sientes como una pobre alma en desgracia y en efecto, puede que parezcas una durante un tiempo. *Lo consuela de su llanto desgarrador*

A estas alturas muchos de ustedes ya se han de haber acabado todas las cajas de pañuelos y rollos de papel. Incluso hasta puede que me odien por hacer que terminaran más hinchado que Britney en su mala época por tanto llorar pero descuiden, es producto del efecto que causa quitarse la venda de los ojos y darse cuenta de la realidad. No obstante y aunque duela, quedarse estancado en el estado de víctima de la vida, drama queen  y tristeza, no servirá de nada y al contrario, los va a desgastar.

Siempre he pensado que las personas debemos trabajar en algo llamado “aceptación de realidad” porque las cosas seguirán siendo como son, nos guste o no, así que ¿qué caso tiene seguir luchando por no aceptar algo que de todas formas ya fue, es y seguirá siendo? Ninguno, lo mejor es relajarse tres chingos, pensar con la cabeza fría y aceptar que esa relación, aunque duela, llegó a su fin porque así debía ser. Nadie podemos obligar a nadie para que se quede a nuestro lado, porque recuerden que a fuerzas ni los zapatos entran.

tumblr_msvpv9MoJe1sfl2pio1_500

Deben tener siempre en cuenta que nada en la vida es casualidad y las cosas pasan por una razón. Después de todo he aprendido – a punta de decepciones – que  los cambios siempre son buenos y aunque haya algunos que no nos gusten o nos duelan, a la larga y con el tiempo, veremos que era lo mejor que pudo habernos pasado, ya sea porque encontramos a alguien mejor o porque nos movimos a un sitio mejor, que de todas formas no estuvo tan mal, porque cuando la vida nos mueve o nos quita algo con lo que creíamos “ser felices”, es porque seguramente viene algo o en este caso, alguien, que es mejor – sí, aunque suene a libro de autoayuda barato que venden en “Sangrons” -.

Por eso mis guapos #Soperos, es importante que antes de pasar por el tormento de vivir en carne propia cada una de la señales – véanse en este espejo –  que indican un truene definitivo, identifiquen los primeros indicios de que algo no marcha bien y los hablen. Al final de cuentas, poner las cartas sobre la mesa nunca le ha hecho  mal a nadie, y en estas cosas del amor, ser claro e ir directo al grano, es la mejor alternativa para disipar cualquier malentendido y corregir actitudes o cosas, que tal vez molesten a nuestra pareja y que no nos habíamos dado cuenta  que hacíamos.

Así que ya lo saben, hagan caso a las primeras señales y actúen rápido para salvar el barco justo antes de que choque con un iceberg y tengan que enfrentar el trago amargo del adiós, porque para mí no hay nada que me parta tanto el corazón como ver a uno de mis lectores sufrir al más puro estilo “afición mexicana que ve a su equipo salir del mundial” – ops, lo dije -. Ahora que si ya se encuentran en tan penosa situación y han pasado ya por dichas señales con todo y alfombra roja…pues como dice esa joya hecha meme de la tía Carmen (ustedes perdonarán la vulgaridad): ni pedo, la vida sigue. Ah! Y ya pueden empezar a cantar “Wrecking ball” a todo pulmón. Fin.

 

 

3 Comments

  • Responder diciembre 17, 2014

    Jose Angel BP

    Jajajajajajaj me encantó…. mientras iba leyendo tu anecdotario me atacaba de la risa con tu forma peculiar de describir los escenarios, nada mas apegado a la realidad… y el contexto de (suena la musica… da palmaditas en el hombro… etc) bueno que genialidad me gusto felicidades

  • Responder abril 30, 2015

    Goo Felician

    pues muy valido…. tienes razón

  • Responder abril 30, 2015

    Marvin Romagnolli

    Excelente nota Alex, totalmente cierto en lo que redactas. ¡Felicitaciones!

Leave a Reply

Deja un comentario