Cuando te cansas de esperar.

“Un día simplemente te das cuenta que mover montañas por quienes no mueven una piedra por ti, es agotador. Así que te levantas, te vas y comienzas a ser feliz”. 

Tal vez sea muy pronto o tal vez ya sea el momento, pero llega un punto en el que te cansas. Te das cuenta que a medida que avanzas en la vida y, dependiendo de las experiencias que se vayan acumulando, tarde o temprano, te cansas de aguantar y tolerar ciertas cosas con las que simplemente un día ya no te quieres desgastar,  y puede que hoy sea el mejor día para que aceptes algo muy simple: que ya te cansaste. fdb3509c5a895297e52cbf59c67700d8 Acepta que te cansaste de buscar a quien no te busca y de esperar a  quien no te espera. Acepta que estás cansado de escribirle a quien no te escribe y de darle tu tiempo a quien no te hace un tiempo dentro de su tiempo. Te cansaste de hacer la primera llamada y de ser el o la que siempre responde primero. Niégate rotundamente a seguir tolerando todo aquello que te implica un desgaste emocional, físico y mental, porque ya llegó un momento en la vida de todos, donde rogar la atención de quién simplemente no está interesado en dárnosla – eso incluye amigos, familia y desde luego, amores -, ya no es opción. Si estás cansado de sentarte a esperar que algo bueno ocurra en tu vida y peor aún, de vivir con la esperanza de que alguien bueno llegue, entonces sal a buscar todo eso tú mismo, porque acéptalo, ya estás cansado de detener tu paso y tú ritmo por aquellos que no se detuvieron por ti y no lo harán. Además, eso de mover montañas por quien no mueve ni una piedra por ti ya resulta desgastante y hasta absurdo. Es por eso que estás absolutamente cansado de mendigar amor como si se tratara de caridad. c75752cb18d53f1fa32e5c2a992e9ac6

“No esperes nada y el todo te va a encontrar. Cuando nada esperas, todo llega”. 

Y tal vez sea prematuro o parecer extremista, pero al fin llegas a tal grado en donde has aceptado y comprendido que quien quiere estar, está y punto. Quien no quiera, que se vaya, pero que no se quede en la puerta porque estorba. Finalmente, ya llegará alguien que se quede sin que se lo tengas que pedir, ya sean amigos, familia o un amor. Gente que quiera compartir contigo la ruta que sigues, que quieran acompañarte en tu viaje para también compartir el suyo, porque si de algo estoy seguro, es de lo tremendamente cansado que es tratar de cambiar para agradar a otros, de ser el comprensivo e indulgente que aguanta y se adapta con más facilidad antes que los demás, porque así conviene y es mejor. Después de todo eso, descubres que puedes soportar todo, menos convertirte en una sombra y hoy por hoy, más vale que estés dispuesto a ser todo, pero no el eclipse de gente cuyo interés tiene pies. Así que será mejor que les dejes muy claro que el tuyo también los tiene, y más vale que los entrenes para que de ahora en adelante, corran más rápido que nunca y se detengan únicamente cuando alguien valga la pena…o toda la alegría del mundo. Fin.

6 Comments

  • Responder febrero 1, 2016

    Shadya

    hola, lo que escribes tiene su parte de realidad para mi en especifico, pero es tan dificil darte cuenta que lo que haces cae en saco roto, ´pues tu estas interesado en la otra persona ya sea como pareja o amigo, es dificil abrir los ojos y decir puse mi fe en quien no la merecia, sin embargo te queda la tranquilidad de que estuviste para esa persona y la que fallo no eres tu.

    Buen dia, bendiciones

  • Responder octubre 9, 2016

    Geovanny

    ¡Hola! Realmente no sé por qué, pero cada vez que entro a tu sitio tienes las respuestas para algo que me pasa exactamente en ese día. Tienes completamente la razón en cada frase escrita aquí. Sólo quiero decir gracias, por hacer algo que me encanta hacer a mí (escribir) y tener siempre, relativamente, siempre las mejores palabras. Un abrazo.

    • Responder octubre 26, 2016

      Lorene

      Heckuva good job. I sure apacreipte it.

  • Responder octubre 11, 2016

    Gustavo

    Me encanto este texto, igual que todos los que he leído!!! Gracias siempre alex por entregarnos estos temas, por siempre hacemos reflexionar. me encanta leerte, me encanta verte y escucharte. Me das fuerza para seguir adelante, para levantar la cara y ver de frente a quien no me acepta tal y como soy. Gracias por todo lo que en mi provocas.

  • Responder octubre 13, 2016

    Freddie

    Todo lo que dice el texto es verdad, y ahorita estoy aquí, llorando ridículamente porque así me pasa con alguien, por más que te esmeras en que cada detalle, sonrisa, risas, palabra de aliento o momento sea perfecto, te das cuenta que a veces solo pasas siendo un ser invisible, como si no tuvieras aquello para deslumbrar o te hacen sentir que jamás eres suficientemente bueno para esa persona.. Y lloro más de coraje porque si me canse de ser el punto gris, de ser el muñeco arrinconado y lleno de polvo, de ser solo una segunda opción. Como dices, a veces a pesar de que duele lo mejor es liberarnos de eso que nos lastima, gracias por los textos, en verdad ayudan mucho y me hacen un poco más claro lo que quiero y espero de alguien…

  • Responder noviembre 8, 2016

    Gaby

    Excelente. Solo me faltaba leer algo como esto para patear el tablero. Como diría Serrat…” harta ya de estar harta ya me cansé…”. Muchas gracias.

Leave a Reply

Deja un comentario