¿Quién es Alex Toledo? • ALEX TOLEDO

IMG_7244Primero que nada bienvenido a este espacio que es tuyo, mío…nuestro. Si llegaste aquí es porque algo te llamó la atención y decidiste meter tu cuchara para saborear algún texto en particular.

Aunque también es válido si llegaste aquí por accidente mientras curioseabas sin rumbo por Internet. De cualquier forma bienvenido o bienvenida.

Quienes ya llevan rato siendo fieles lectores de mis letras, o sea, siendo fieles #Soperos como yo les llamo, sabrán que he pasado por varias etapas y ésta justamente, es una de ellas.

Tomar la decisión de quitarme los flotadores para emprender mi propio viaje de forma independiente y crecer como escritor, es de las cosas que más emocionan pues representa una evolución en mi carrera y claro, una oportunidad para seguir haciendo lo que más me apasiona, que es escribir por y para ustedes, mis fieles #Soperos.

Sin embargo y como en todo nuevo viaje, hay quien se une a la verbena por primera vez y no tenga la más mínima idea de quién carajos soy.

En realidad no hay mucho que contar. Nací bajo el nombre de Alejandro Toledo una bella madrugada del 13 de diciembre de 1992. Originalmente me iba a llamar Luciano Alejandro, pero por la emoción de tener a su retoño en los brazos, mis padres lo olvidaron en el registro civil y me quedé como Alejandro a secas.

Los primero años de mi vida fueron divertidos pero no interesantes. Era un simple y común escuincle más entre tantos que había corriendo por ahí; siempre inquieto, siempre hiperactivo, pero eso sí, siempre determinado y decidido desde chaval.

Lo bueno comenzó cuando decidí salir de Narnia – o sea, del armario porque sí, sí soy – y descubrí lo maravilloso que se siente poder ser uno mismo en una sociedad condicionada todavía por los prejuicios y la ignorancia.

A partir de entonces me cansé y decidí rasurarme los pelos de la lengua para poder contar mi visión de la homosexualidad a otros desde mi trinchera y las trincheras en donde gente cercana me ha permitido estar.

Fue así que comencé a navegar por las aguas de la escritura y a decir verdad, no he tenido más que gozo y satisfacciones que me han llevado hasta donde hoy me encuentro parado.

A la edad de 15 años, terminé de escribir mi primera novela -inédita aún -titulada “Los Elegidos: la caja de Pandora”, la primer parte de una saga de ficción y fantasía en donde la mitología y lo sobrenatural cobran vida para crear una aventura asombrosa y sin precedentes.

Después de un tiempo – y mientras esperaba resignado a ser publicado por alguna editorial – llegué al puerto de Editorial Progreso en donde logré que me publicaran dos cuentos para niños: “Indra, la princesa de fuego” y “Las aventuras de Nadia y Jonás”, ambas presentadas en la FILIJ 2013 y con un éxito en ventas que no me esperaba.

Al mismo tiempo, me había desarrollado como articulista para varios medios y revistas digitales como Inspirulina en Venezuela y otros importantes medios nacionales enfocados al contenido LGBT.

No obstante, justo cuando creía que la vida ya no me podía dar algo más satisfactorio que eso, de repente y sin avisar, diversas instituciones públicas y privadas en donde había lectores que me seguían, comenzaron a llamarme para que impartiera conferencias en sus lugares sobre alguno de los temas que había tocado en mis textos.

Entonces de repente me vi dando conferencias magnas en lugares como Puerto Vallarta, Ciudad Hidalgo y desde luego la Ciudad de México, pasando por escuelas, universidades como la UNAM y el Tec Vallarta, hasta empresas como P&G.IMG_2639

Así fue como sin previo aviso, me consolidé como Alex Toledo, el escritor y conferencista. Un hombre que escribe y habla para todos aquellos que quieran compartir una visión diferente sobre la diversidad, el amor y las relaciones.

Comencé a poner en cada artículo un pedacito de mí, mismo que siempre dejo abierto al escrutinio público para motivar la reflexión y la opinión pública, pues el chiste es compartir otras formas de pensar, que pueden ser aceptadas y compartidas o rechazadas y troleadas.

Pero al final del día, soy eso, un storyteller que escribe para todos aquellos que creen en eso de enamorarse y también para los que no.

No soy un escritor que escriba para agradar a otros o controlar el qué dirán, siempre tratando de satisfacer a la opinión de quien me lee.

Más bien, me considero de esos que escriben por el puro gusto de compartir su pensar con el mundo, sin importar si es aceptada o rechazada.

Así que si estás aquí, no esperes leer lo que quieres leer. Espera leer lo que necesitas leer.

No esperes palmaditas de lástima en la espalda, espera algunas bofetadas – bueno, muchas – y varios jalones de oreja que lejos de lastimarte, te harán abrir los ojos y hacerte reaccionar para cambiar de actitud frente a ciertas situaciones y también, que te darán el valor necesario para que des ese paso importante en tu vida.

Después de todo, te aseguro que no encontrarás jalones y bofetadas lanzadas con tanto amor y cariño como lo hago yo, así que descuida.

Te prometo que vas a pasar buenos ratos en donde con suerte, te sacaré una que otra carcajada ¿y por qué no? Una que otra lagrimita nivel Remi de vez en cuando.

Después de esta breve introducción, nuevamente bienvenidos y gracias por su preferencia…sexual. Disfruta tu lectura.