7 cosas que los gays deberíamos dejar de hacer.

“Creo que esos tiempos en donde los gays éramos las víctimas de las circunstancias, han pasado. Ahora sólo falta que nosotros mismos dejemos de ponernos solitos en ese papel. De nada”.

 

Pocas cosas me emocionan tanto en la vida como meterme a mis redes sociales y ver todos sus mensajes y comentarios. Me gusta poder sentir que establezco un vínculo personal con cada uno de ustedes al leer sus historias y aquellas cosas tan privadas sobre diversos aspectos de su vida, que me confían en cada mensaje. relaciones-de-pareja.jpg

Sin embargo y gracias a esas interminables cadenas de mensajes que muchos de ustedes y yo tenemos, me he podido dar cuenta que aún hay demasiados patrones errados que los gays seguimos perpetuando y que sin darnos cuenta, lo único que hacen es jodernos la existencia, ahogándonos en un vaso de agua del que no podemos salir.

Es por eso que hoy, dejé de lado un rato los temas del amor para hacer una pequeña lista, que a mi parecer, engloba las 7 actitudes más negativas de las que deberíamos comenzar a deshacernos, si es que realmente queremos llegar a tener una vida plena y feliz.

¿Quieres cambiar al mundo? Cambia tú primero.

1) Dejar de creer en eso del “soy sola”. 

Ya lo he repetido muchas veces y no es porque tenga algo en contra de la expresión. De hecho, me parece muy ingeniosa y cómica cuando se sabe el momento y la situación exacta en la que debe usarse.

Sin embargo, entre broma y broma la verdad es que la mente no sabe diferenciar y todo lo que digamos, será tomado como una orden y resulta un poco deprimente que haya quien ha dejado de decirlo en tono de “broma” para comenzar a aplicarlo como una realidad y decreto en su vida, sin darse cuenta que se está condenando a la soltería eterna. Así que si llevan ya un rato solteros pero son fanáticos de usar esta frase para todo…bueno, ya saben donde tienen que trabajar.

2) Dejar de creer que todo los hombres son iguales.

Esta es una creencia que hasta las mismas mujeres deberían dejar de perpetuar por los siglos de los siglos. Creer que todo los hombres somos iguales, es como pensar que todo los políticos del mundo son corruptos…bueno, eso si es verdad. De cualquier forma, es una creencia muy de los 40 y bastante tirada al drama.

Que haya quien guste de enamorarse del mismo tipo de patanes, es diferente y bajo su completa responsabilidad, porque créanme que allá afuera, hay un mundo de hombres buenos que todavía saben cómo tratar de forma amable y cuidadosa los sentimientos de las personas. Después no me vengan con que están hartos del amor, porque el que por su gusto muere, hasta andar con pelados le sabe.

3) Dejar de comportarse como una “perra” despiadada y tóxica. 

De verdad que alguien me explique el motivo o razón de seguir conservando y cultivando esta actitud, como si se tratase de un valor ético. Por más que he analizado los motivos de dicho comportamiento, sigo sin entender. 

Siempre he sostenido que quizás los gays que hacen de dichas actitudes una extensión de su personalidad, ven en las mujeres un modelo a seguirsobre todo en aquellas “mujeres cabronas” que nos ha mostrado la televisión y el cine, y que no precisamente son el mejor ejemplo, volviéndose iconos para la comunidady un punto de partida, pero también competencia.

Y en un mundo de bases heterosexuales donde la batalla con las mujeres está perdida, mantenerlas cerca pero al mismo tiempo lejos, puede ser una forma de no reforzar la idea que ser gay está mal. 

Personalmente, siempre he creído que como homosexuales, no es necesario ser una Regina George 2.0 y pisar la cabeza de los demás para ganarse el respeto o al menos hacerse de un lugar en una “comunidad” donde la competencia hostil por ser “el más” en algo, es el pan de cada día. Además, piensen que nadie quiere andar con una “perra” que pretende darse a respetar pisoteando a otros. Hay mejores formas.

4) Dejar de discriminar a otros homosexuales.

Me resulta curioso cómo la “comunidad” gay se ha pasado la vida entera exigiendo el respeto de otros, pero al mismo tiempo, somos nosotros mismos quienes humillamos y discriminamos a nuestros semejantes, haciendo uso de la famosa “homofobia interna”.

Cuando a mí me preguntan si existe el machismo y la misoginia entre los mismos homosexuales, sin titubear respondo que sí, pues todos esos insultos en femenino que se usan para calificar al otro, hacen parecer justamente que lo femenino está mal, vale menos y no es aceptable.

Frases como “maldita pasiva”, “jota asquerosa/liosa” y un largo etc., son parte de la lista de expresiones que deberíamos empezar a quitar de nuestro vocabulario para comenzar a aceptar que dentro de la homosexualidad, también hay una homodiversidad, o sea, diferentes formas de expresar la sexualidad y ninguna es menos válida que otra, siempre y cuando no lastime o afecte a terceros. Recuerden que ser gay no está mal y las diversas formas para expresarlo, tampoco.

5) Dejar de ser incongruentes con lo que deseamos.

Justamente en alguna sopa pasada hablaba de esto. Y es que de todos los grupos sociales, ninguno resulta tan contradictorio como lo es el homosexual, en donde los cambios de opinión y la poca o nula congruencia entre lo que queremos y lo que hacemos, con frecuencia llevan a vivir en un estado de ambivalencia e incoherencia permanentes.

El ejemplo más común lo vemos reflejado en nuestras relaciones amorosas, las cuales difícilmente funcionan porque nos resulta complicado mantener una similitud entre lo que pensamos, decimos y actuamos. Es decir, muchos quieren una pareja estable, pero siguen en sus apps de ligue o le temen al compromiso. Y creo que a estas alturas del partido, más vale ir replanteando algunos aspectos de nuestra vida, antes de continuar engañándonos a nosotros mismos.

6) Dejar de vivir de las apariencias. 

Desgraciadamente, el mundo tan acelerado en el que vivimos, el consumismo y el capitalismo, han hecho que en una “comunidad” a veces tan plástica, frívola y superficial como lo es ésta, vivir de las apariencias para cuidar el qué dirán, sea una tarea titánica en la que a diario, se deben quitar y poner mil máscaras para poder encajar o mantener un estatus frente a los demás.

Vivimos inmersos en una cultura que ha aprendido tanto a calificar y catalogar a los demás de acuerdo a lo que visten, lo que usan y lo que tienen, que constantemente sentimos la necesidad de siempre “ser algo más que” o “alguien más que” para demostrar que ser es mejor, pero ¿mejor para quién? Lo único que nos debería de preocupar, es ser mejores personas de lo que fuimos ayer, porque la competencia es con uno mismo, nadie más.

7) Tener miedo a enamorarse o miedo al amor. 

En realidad esto es algo aplicable para todos, pues nadie debería temer al hecho de entregarle el corazón a alguien que nos quiere dar el suyo. No obstante, de nuevo por tratarse de la “comunidad” gay, en donde el drama y sufrimiento parecen ser el sazonador del diario, y donde el papel de víctimas de la vida es el que mejor sale, hablar de amor resulta como un cuento de ficción o fantasía porque ya nadie cree en él.

¿La razón? Escudarse bajo la cantaleta de “en el ambiente es muuuuuuy complicado encontrar a alguien que quiera algo bien y estable”, lo cual resulta aún más ridículo cuando lo pronuncia el típico chico que por nada del mundo suelta sus apps de ligue, a modo de protegerse de que lo lastimen de nuevo, o bajo la excusa de que es mejor sexo sin compromiso a quedarse solo toda la vida porque ya no hay príncipes azules.

Pero la realidad, queridos soperos, es que en efecto no existe el príncipe azul y tener un corazón roto, a pesar de que duele, es parte de crecer y madurar porque conforma las experiencias que nos van haciendo quienes somos, por lo que resulta estúpido volverse el grinch del amor solamente porque hubo algunas ocasiones en las que salimos lastimados, sin ponernos a pensar que también nosotros hemos lastimado alguna vez.

En pocas palabras, no se puede odiar a todas las rosas del mundo solamente porque algunas te picaron, así que a ese viejo cuento de “el amor no es para mí” será mejor que vayan viendo la forma de ponerle un punto final.

Y como extra, pero no menos importante…

8) Rechazar la “soledad” y creer que necesitamos a alguien para ser felices:  

Particularmente, creo que esa falsa idea de siempre querer estar con alguien porque detestamos estar solos, es deprimente y genera tensión. Resulta imposible poder tener paz y tranquilidad cuando se siente la presión y NECESIDAD de tener a una persona que nos quiera, tal vez, como nosotros no sabemos querernos. 

A estas alturas de la vida, creo que nadie necesita forzosamente de otra persona para ser feliz, por lo que la idea de la media naranja resulta absurda. Todos nacemos completos y como digo, llega una edad en donde ya no quieres a alguien que te complemente, quieres más bien, a alguien que esté completo y se sienta pleno y realizado consigo mismo y su entorno.

Entonces entiendes que no quieres a alguien para ser feliz, quieres a alguien que pueda compartir todo eso contigo y viceversa. Alguien que no te necesite para ser feliz porque ha aprendido a ser feliz por si mismo, y que haya aprendido a compartir esa felicidad propia contigo. 

Pero mientras llega alguien así de completo, que entiende que el amor en libertad también gusta de la compañía y no por eso es menos amor, aprender a estar con uno mismo, crecer y disfrutarse en soledad, no debería ser motivo de conflicto personal, pues es ese espacio y tiempo el que hará que tu mejor versión surja, para que puedas compartirla con alguien más. 

No ncesitamos a nadie para ser felices, con uno mismo basta y sobra. La verdadera misión es aprender a compartir esa felicidad con alguien que también haya aprendido a ser su propia fuente de felicidad.

Después de todo lo anterior, no me resta más que decir que la felicidad es una cuestión que depende enteramente de uno mismo y  no está sujeta a nada ni nadie, pues se trata únicamente de la actitud que asumimos. Como siempre digo, llega una edad en donde ya cada uno puede hacerse responsable de sus actos y las decisiones que toma, y en este caso, creo que ya todos estamos en edad de hacernos cargo de la cantidad de felicidad que queramos o no tener en nuestra vida. Vivamos y dejemos vivir. 

Fin.  

SÍGUEME: 

FACEBOOK: Alex Toledo

TWITTER: alejillotol

INSTAGRAM: alejillotol 

MOOVZ: Alex Toledo

 

26 Comments

  • Responder diciembre 22, 2015

    Lirman Ferney

    Creo que son situaciones propias que en algún momento de la vida se experimentan, sin embargo sí creo que es muy importante ponerlo en práctica, además, creo que ayudaría a mejorar el amor propio en cada uno, amor propio que elevaría nuestra confianza y por otro lado veríamos la vida con otra perspectiva.
    Alex; todas y cada una de tus sopas se convierten para mí en el plato fuerte, me encantan y de cada una de ellas aprendo y pongo en práctica en mi vida personal, eres como una especie de Sensei, Gurú … un abrazo desde Colombia.

  • Responder diciembre 22, 2015

    JOSE LARES

    Excelente articulo este para cerrar el año en realidad nos hace falta tomar en cuenta muchos de estos puntos y analizarlos y tomar conciencia de esto, por que si queremos respeto deberiamos comenzar por respetarnos y tolerarnos nosotros primero viendo los defectos de nosotros mismos, como dice ese dicho”VER LA PAJA DE TU OJO PRIMERO ANTES QUE EN EL OJO DEL OTRO” yo que vivo en un pais que aun sigue intolerante y cerrado a aceptarnos como somos y quienes somos, seria importante que mas personas sigan ayudando a cambiar y mejorar nuestro futuro

  • Responder diciembre 23, 2015

    Miguel Ruiz

    Debo ser sincero Alex, no me encantó esta primera Sopa de Alex que leo, no quiero decir que este mal, obviamente sabes lo que haces y lo haces bien, probablemente sea por que el tema no es algo nuevo :/

    Seguiré leyendo lo que escribes y te daré mi opinión como lector.

    Saludos Alex

    Miguel A. Ruiz

  • Responder diciembre 23, 2015

    Antonio Hernández

    Alex ,acertados todos los puntos que mencionas,no tengo nada que rebatir,tuve una relación d e 25 años ,con sus altas y bajas,el falleció en un accidente ,y ,he vuelto a vivir,después de un año muy difícil d e duelo,el falleció en 2013,pero antes y después ,encontré que siempre hay alguien dispuesto a dar su corazón y su tiempo ,he tenido la suerte de rodearme d e gente mas joven que yo,con ideas tan frescas,tan preparados y viajados a LA VEZ ,pero lo más importante con una sensibilidad enorme y de querer compartir conmigo,su música,sus momentos ,sus risas,sus tonteras,de las cuáles ,termino con dolor de estómago de tanta risa¡¡¡ y sí,¡¡¡¡¡¡todos esos conceptos negativos ,que mencionas ,hacen que la gente se aleje de la felicidad,de encontrarla,a Dios gracias ,no congenio con esas actitudes negativas,soberbia,presunción,inaudita ¡¡¡¡y antes ,de mis 25 años y después ,sé,que se puede encontrar la felicidad¡¡¡ a mí s e me apareció un duende ,en mi mismo lugar d e trabajo,que me hizo volver a creer en la vida ,el amor y todo lo que conlleva ,y ,te puedo decir ,que sí existen los príncipes ,depende de uno ¡¡ un abrazo para ti enorme Alex ,gracias por escribir y compartir ,tan inteligentes textos ¡¡¡ ojalá un día vengas a Cancun y tenga el honor de conocerte ¡¡¡¡

  • Responder diciembre 23, 2015

    Alam

    Totalmente de acuerdo contigo Alex.

    Desafortunadamente así se resumen los ideales de nuestra comunidad, pero como bien lo subrayas: uno mismo debe ser el cambio que quiere ver en el mundo.

    ¡Saludos y felices fiestas!

  • Responder diciembre 23, 2015

    Raul Y.

    Tu publicacion me encantó. Creo que menciona la verdad de lo que somos. Nos quejamos constantemente de por que el mundo nos nos comprende, pero aquí aplica el refrán “Eres candil de la calle y oscuridad de la noche” Estoy de acuerdo que todos o casi todos pasamos por estas etapas y que aveces es necesario pasar por ellas para comprender un poco y ser mas sencible, mas humano. En algún momento fui un mamón, un criticón, vivia de las apariencias, me quejaba de no tener una pareja estable pero me la pasaba con fulano, sultano y mengano. Tampoco puedo quejarme, al final todo eso me ayudo a descubrir que no todo son las apariencias, ni el dinero, ni el fisico, ni los amigos, etc. Cuando te das cuenta que si no tienes eso tus supuestos amigos ya no lo son, entonces comienzas a valorar y a ver las cosas como son. Todo esto que escribiste es cierto. Desafortunadamente jamas dejará de existir. Siempre habrá una Regina George o cualquier posser, nuevas generaciones de chicos que solo se fijan en lo material, de chavos rucos que con tal de seguir en “onda” finjen ser algo que no son. Aveces es necesario pasar por todo eso para darse cuenta de muchas cosas.

  • Responder diciembre 26, 2015

    Yefry

    Woo, existe tanta verdad en tus palabras que ya no me siento solo, es bueno saber que existen personas que perciben lo que muchos no, que seas consciente que las palabras son nuestras afirmaciones y nos amarran (son nuestros decretos). Creo que estoy leyendo un resumen de buenos libros como la maestría del amor y los cuatro acuerdos del Dr. Miguel Ruiz. Te felicito debes ser una bella persona y que afortunado tu novio, pero me hace tener esperanzas que si se puede. Un abrazo desde Venezuela.

  • Responder diciembre 29, 2015

    Joel

    Me parecen muy acertados, el punto 5 y 6 los hubiese fusionado, la congruencia no es aparentar que no haces algo que te gusta, es hacer lo que te gusta sin temor o sin miedo al que dirán, es hacerlo porque nace de ti. al final del día si te gusta andar en las aplicaciones de ligue, es valido, siempre y cuando seas responsable y afrontes las consecuencias.

    Interesante la manera en que manejas los 8 temas, Felicidades! primera vez que doy lectura a tu pagina y me quedo con un buen sabor de boca.

  • Responder marzo 17, 2016

    Dedicated server

    Que terrible esto de los miedos o temores tantas veces me han dicho..eres buena en lo q haces.. lo haces super proyectas energia ,buena onda pero no mi miedo no me deja avanzar muy x el contrario me estanque en el y decidi cerrar ese capitulo inconcluso y hoy vuelve a aparecer y estoy replantiandome todo en q tal vez si puedo. Me faltan tantas cosas como confianza y fortaleza interna tal vez x eso el miedo sucumbe y me debasta internamente en un tema puntual.

  • Responder mayo 10, 2016

    Edgar

    Me gusta mucho tus consejos, pero en el punto 4, yo soy una persona que si divido a la comunidad LGTB en clases sociales de acuerdo a su comportamiento y aveces si siento está mal, pero mencionas que la libertad de expresión es buena hasta que afecta a terceros mi pregunta es, en qué momento afecta a terceros ?

    • Responder mayo 11, 2016

      Alejandro Toledo

      Cuando los agrede, humilla, excluye o discrimina. Cuando afecta sus integridad emocional, física o mental.

  • Responder mayo 10, 2016

    Carlos

    Excelente artículo, por mi parte puedo decir que todos esos puntos ya no están en mi, mi visón es muy diferente, me considere Maduro y estable y estoy my feliz con mi pareja, le amo y me ama.

  • Responder mayo 10, 2016

    Roman

    Hola
    En este mundo hay tantas cosas la verdad ni nos damos cuenta al mismo tiempo seguimos igual los puntos tratas son ciertos ,. Si queremos mejorar tratar ser mejores cada dia ..en esos aspectos.. Saludos

  • Responder mayo 10, 2016

    Andrés

    Hola buenas encuentro demasiado interesante el artículo. Pero tengo una pregunta tienes alguno relacionado del porque volver con un ex qué está haciendo cosas por recuperarte. Lo digo porq estoy en una situación bastante compleja y tengo la razón peleando con el corazón. Muchas gracias

  • Responder mayo 11, 2016

    Vlad

    Pura basura. Es una pena que le haya dedicado tanto tiempo a esto. Cosas que se saben desde hace muchos años.
    Si te dices escritor, ya deberías haberte dado a la tarea de decir cosas reveladoras, o terminarás en el rincón de los lectores que solo pueden decir “muy cierto”. Yo no soy más tu lector.

    • Responder mayo 11, 2016

      Alejandro Toledo

      Para ti pueden ser muy obvias, pero allá afuera hay un mundo de chicos gayas que no se dan cuenta que lo hacen y piensan que viven haciendo lo correcto. Es una pena que sean tan mal lector. Saludos.

    • Responder mayo 18, 2016

      Carlos

      Eso no es basura, creo que nada de lo que escribe Alex Toledo sea alguna basura, tal vez no te pareció importante, pero no tienes que juzgar todo su trabajo sólo por un articulo. Y como el dice, aun hay muchas personas, no sólo gays que no saben de estos consejos y que deberían saberlos… Y aunque digas “Ya no soy mas tu lector” pues te digo que así te vas y llegan cinco lectores mas. Ten un poco mas de respeto por el trabajo de los demas.

  • Responder mayo 11, 2016

    Moises Maldonado

    No podría estar más de acuerdo con lo que escribes, pienso que son puntos claves. Particularmente en el #3, donde una gran mayoría de gays toman estas actitudes como si fuera su trabajo, exigimos respeto de los demás y entre nosotros no podemos otorgárnoslo. No había tenido la oportunidad de leer tus notas, pero las encontré interesantes.

  • Responder mayo 11, 2016

    Víctor H. Castañeda Salazar

    Hola, escribiste un artículo de forma amena, tiene buen ritmo, mantiene el interés y toca temas de mucha actualidad.
    Saludos.

  • Responder mayo 11, 2016

    Alex

    Hola tocayo:
    Delicioso artículo, coincido contigo casi plenamente. Sobre todo en el punto de la toxicidad del ser “perra”. Creo que es uno de lo comportamientos que más le han hecho daño al proceso de aceptación por parte del resto de la sociedad -y de nosotros mismos-. Algo similar escribí en mi blog. Ojalá pudieras darle una checada. Saludos
    http://diariodelobos.blogspot.mx/2016/03/lo-mejor-de-uno.html?m=1

  • Responder mayo 12, 2016

    RICHARD'S H

    Muy acertadas tus opiniones, me vi reflejado en algunos puntos. Y me encantó saber más n.n gracias mil gracias por dedicartu tiempo.
    Saludos desde vnzla.

  • Responder mayo 13, 2016

    Jared

    Correctamente dicho¡

  • Responder mayo 29, 2017

    Francisco Javier Vergés Hernández

    hay que empezar a hacer estas siete cosas en la vida. Caer, equivocarse y volver a empezar, no dejarse derrotar.

  • Responder junio 2, 2017

    Juan

    Alejandro:

    La mayor parte de las ocasiones estoy de acuerdo con las cosas que publicas, pero esta vez, ¡TE EXCEDISTE! Dijiste algo totalmente fuera de lugar, y no puedo evitar expresar mi enojo.

    ¡SÍ! Estoy enojado contigo. Deja de presumir que eres coherente, elocuente y responsable porque esta vez NO LO FUISTE al decir que “no todos los hombres son iguales”.

    Permíteme reírme jaja, permíte me carcajeo.

    Dices que “no todos los hombres son iguales”, pues no, ¡UNOS SON PEORES QUE OTROS!

    Especialmente, los hunks mexicanos (hombres atléticos, varoniles y guapos, o cuyas profesionales son gogo dancers, strippers, modelos, entrenadores y fisicoculturistas)

    Ese tipo de hombres son de lo más homófobos-además de que TODOS son heterosexuales y con novia, Y NO ESTOY GENERALIZANDO-pero bien que se inmiscuyen en el ambiente homosexual sólo porque han visto en nosotros un signo de pesos para poder hacerse ricos, y ganar popularidad entre nosotros.
    Ese cariño que sienten por nosotros ES FALSO, sólo lo hacen porque nosotros les redituamos, pero si no fuera por ello, nos desprecian y nos atacan. Son gente sin escrúpulos, trepadora y arribista que se dedica a engatusar a la comunidad homosexual, y no sé porqué los admitimos en nuestra comunidad.

    Lo peor es que muchos de ellos se acuestan con hombres sólo para demostrar “hombría”, y superioridad porque relacionan lo homosexual con lo femenino y para ellos, ambas cosas son inferiores.

    Hasta lo hacen engañando a sus esposas o novias, sólo por cobrar dinero.

    Esos hombres no son más que una bola de cobardes que les falta valor y hombría.

    Pero sobre todo estas ratas de alcantarilla:

    -Julio Beltrán Herrador
    -Ulises Guerrero Ursus
    -Yaiir Loeza
    -Jesús Hirayc Salazar
    -Fernando Pasillas
    -Ronat Ortiz (que lo tuve en facebook, pero lo dí de baja porque me dí cuenta de que es un psicópata que cambia de nombre a cada rato en sus perfiles).Este último es el peor de todos porque ataca a los strippers, gogo dancers, influencers, RPS, y todo lo relacionado con el ambiente gay, pero bien que sacó provecho de éste, creyéndose un recto, pulcro, equilibrado y con valores pero salió peor que ellos. Resultó ser igual a TODOS los gogo dancers y strippers, y NO ESTOY GENERALIZANDO.
    -Rubens RA
    -Darien Thieller
    -Luis Ángel (mayate chicano)
    -Mario Fernando Marroquin Wong (este fingió ser homosexual para entrar al certamen Mr. Gay World 2016 sólo para ganar los jugosos premios en efectivo que ofrecían, y lo hizo valiéndose de su influencia, y después sacó el cobre: es homófobo de lo peor y resultó tener novia y ser heterosexual).

    Ahí tienen el perfil de este cerdo hipócrita, cobarde, mentiroso, sin valor, sin dignidad https://www.facebook.com/robertonathaniel.ortiz?fref=nf

    “¿hombres buenos?” ¡POR FAVOR! Eso sólo existe en las telenovelas, las series, los libros, las películas y los cuentos. ¡Y LO SABES! ¡Y TE CONSTA!

    Además, uno como homosexual es estúpido: se enamora del primer cabrón buenote que ve o que le dice cosas bonitas, y ahi va uno de pendejo a creerle.

    El gremio homosexual APESTA A MIADOS, está como el camión de la basura, sólo hay puro patán de quinta.

    MEJOR TÚ DEJA DE INVENTAR CUENTOS Y CENTRATE EN LA REALIDAD.

  • Responder junio 4, 2017

    iliadde

    Y yo aún le añadiría más puntos a la lista. El colectivo gay tiene mucho que autocorregirse

Leave a Reply

Deja un comentario