7 cosas que alguien “intenso” quiere que comprendas.

“En el mundo existe quien siente demasiado cada emoción y al mismo tiempo, tiene la capacidad de expresarlas con más fuerza que el resto; de una forma tan entregada y única,  que llega hasta las fibras más profundas del corazón. A esas personas, nos llaman intensos”.

En un mundo cada vez más deshumanizado, en donde vivimos tan aislados unos de otros para dar paso a que la indiferencia y la frialdad se adueñen del espacio, aún continúan existiendo un grupo de personas que por sus características, pasan a veces por bichos raros y seres extraños que rara vez son comprendidos. Me refiero a todos aquellos – y me incluyo – que amamos con intensidad.

No obstante y antes de continuar, es importante diferenciar entre los dos tipos de intensidad que hay. Primero existe esa intensidad molesta que más bien se traduce como ansiedad , compulsión y apego. Usualmente gusta de hacer dramas por todo, es contradictoria y de humor cambiante hasta el grado de caer en el berrinche, por lo que actúa de forma impulsiva en la gran mayoría de los casos.

Pero después viene el otro tipo de intensidad. Esa intensidad natural e ingenua que no actúa desde el egoísmo y es más profunda. De hecho, es una intensidad que mucho tiene que ver con los abismos y rincones internos del sujeto que la vive, pues se relaciona directamente con la forma en la que el sujeto interpreta y asimila las sensaciones y las emociones que le rodean cada día, sobretodo si están ligadas directamente a alguien que ama.

Es pues, esa intensidad, la que en un mundo como este hace parecer a muchos como obsoletos, anticuados, aburridos y raros, tal y como lo padecen aquellos románticos escasos que aún quedan escondidos por el mundo.

Pero lo que la mayoría no sabe, es que veces ser tan intenso y tener una gran capacidad sensitiva, llega a ser como una enfermedad crónica y molesta que en la mayoría de las veces, lo único que necesita es un poco de comprensión, misma que casi nunca encuentra, tal vez, porque son muy pocos los que aún están acostumbrados a dejarse querer como sólo un “intenso” sabe hacerlo.

Por eso, y hablo por todos los intensos del mundo que seguimos aquí, convencidos de que nuestra forma de amar es única, es que he decidido armarme de valor y poner en letras, aquellas cosas que no necesitaríamos explicar a nadie, pero que es necesario ya que allá afuera, todavía hay muchos a los que esto de la cuestión emocional no se les da demasiado.

Quiero que entiendas que…

1) No es que sea frágil o débil. En realidad, siento las emociones con más fuerza que el resto. Mi empatía con el mundo que me rodea se ha desarrollado a tal grado, que logro conectarme con las situaciones y las personas de una forma que en ocasiones resulta molesta y preferiría evitar, pues siempre me termina afectando de alguna forma y más si tiene que ver contigo.

2) Sí, a veces parece que exagero en mi tristeza, pero no. Si te amo y te has ganado mi corazón, un pelea es lo peor que puede ocurrir entre nosotros, pues así como mi felicidad puede llegar a ser tremendamente grande, mis tristezas suelen ser profundamente insoportables. Tenme paciencia.

3) Si te amo de la forma en la que lo hago y si sientes que exagero en mis atenciones hacia tu persona, no es porque sea ingenuo o me ponga de tapete, ni mucho menos porque este urgido de afecto. Es más bien porque soy entregado y te trato como una prioridad, no una opción.  Así que no abuses de mi nobleza y no pienses que por tratarte de ese modo, me tienes comiendo de tu mano o que voy a estar aquí siempre.

“¿Sabes que nos pasa a las personas intensas? Somos intensas siempre. No hay calma, no hay sosiego. Somos como un torbellino, un huracán o un tornado. O la copa esta seca, vacía o está desbordada…burbujeando. O la dicha es inmensa o la tristeza es insoportable…”

4) En ocasiones las personas así de entregadas – “intensas” –  con alguien que amamos, corremos el riesgo de ceder nuestro poder al otro, para que éste haga de nosotros lo que quiera y crea que nos tiene asegurados, pues nosotros mismos así lo hacemos parecer sin darnos cuenta. Nos olvidamos de nosotros mismos por tener casi devoción al otro y así es como empezamos a soportar los abusos. Por favor, en el momento que notes que pienso más en ti que en mí, dímelo. Ayúdame a encontrar ese justo medio entre mi “intensidad” por amarte y no olvidarme a mí mismo, porque solamente te estoy tratando como yo quiero que tú me trates a mí.

5) Estar en contacto todo el día contigo o avisarte en los lugares donde estoy y que tú hagas lo mismo conmigo, no es sinónimo de celos o que soy un ser psicópata y controlador. Lo que pasa, es que en mi visión del amor, me gusta saber de ti y que estemos al pendiente uno del otro. Además, te aviso de los lugares a los que voy  para que así sepas a dónde te llevo cuando no te tengo de la mano.

6) Si a veces puedo parecer encimoso, te pido un disculpa. En realidad el contacto físico para mí es muy importante porque logro captar muchas más sensaciones que cuando me hablas. En una caricia, un beso o un abrazo tuyo, me dices mucho más que con una charla, pero eso no significa que quiera estar todo el día pegado a ti o no respete tu espacio y el mío.

7) No soy dramático ni llorón. A veces si lloro por algo que hiciste o dijiste, es porque de alguna forma al entregarme a ti de la forma en que lo hago, me vuelvo vulnerable, me desarmo y te entrego una parte de mí que sé de antemano, puedes hacer pedazos fácilmente, pero te la entrego a ti sin miedo porque creo que puedes cuidar de ella y no lastimarme.

Entonces no es intensidad por intensidad. Es intensidad por amar y ser amado, por entregarse sin medida y de forma libre a alguien que así lo quiera. Y si alguna vez te encuentras con un intenso, no pienses que es complicado o alguien difícil que simplemente quiere molestarte, porque te aseguro que para él es más complicado lidiar con esa “intensidad” que en realidad no es más que sensibilidad muy desarrollada

Te aseguro que no hay nada más verdadero y puro que el amor de un “intenso”, porque después de tener a uno, cuesta mucho trabajo encontrar a otro similar, y nadie te parece suficiente porque extrañas esa forma de sentirte amado.

Así que si ahora tienes las fortuna de que haya un “intenso” en tu vida, que te entrega todo lo que tiene para hacerte feliz, cuídalo, acéptalo y regrésalo a manos llenas, porque te aseguro una cosa, la gente que aún ama de esa forma en estos tiempos, está en peligro de extinción.

Fin.

SÍGUEME:

FACEBOOK: Alex Toledo

TWITTER: @alejilloTol

INSTAGRAM: alejilloTol

MOOVZ: ALEX TOLEDO

7 Comments

  • Responder junio 27, 2017

    Alan

    Que difícil es tratar de manejar esos sentimientos, son como un arma de dos filos…cuando son para la persona correcta, el resultado es asombroso, pero sibes la errónea el sentimiento de frustración es horrible

  • Responder junio 27, 2017

    David

    Eres Increíble, ademas de ser una gran ser humano eres magnifico escribiendo. éxito siempre.

  • Responder junio 27, 2017

    ALEJANDRO VÁZQUEZ

    Amé esté artículo y me identifique mucho, gracias por tus escritos, me ayudan mucho tocayo.

  • Responder junio 28, 2017

    Krysspe

    En realidad resumes en siete aspectos al “intenso”, es muy bello saber que existen mas personas que aman de esa forma, gracias por redactarlo de una forma tan bella y simple, me servirá para que mi novio me entienda un poco más, y para que nuestra relación mejore.

    Gracias

  • Responder junio 29, 2017

    Miguel

    Un buen post y excelente tema plasmado aquí. Saludos cordiales y vibras positivas.

  • Responder julio 1, 2017

    Fercon1980

    Creí que nadie podria un día saber que pasaba en mi ser.. Me siento desnudo al leer tus palabras..

  • Responder julio 3, 2017

    Malvado ego

    Hola Alex, de antemano permiteme agradecerte lo grandioso que tu texto me ha hecho sentir, ser intenso no es fácil y mucho menos explicarlo, es como una sensación de necesidad sin llegar al apego, es ser traductor de emociones y sensaciones y en el amor es entrega total de todo y expresar que amar es tan pleno como vivir, excelente tus palabras, saludos

Leave a Reply

Deja un comentario